Foro de justicia oaxaqueño

Foro de justicia oaxaqueño

13 agosto, 2018 No Por REDACCION
Los carniceros de hoy, serán las reses del mañana.
Por: Dr. Arturo David Vásquez Urdiales
Existen medios de defensa e impugnación contra actos de Autoridad arbitrarios e ilegales, que vulneren garantías individuales, que violen derechos humanos, que contravengan la Constitución, y las leyes secundarias; dichos medios de defensa e impugnación, están al alcance de cualquier persona que sufra un agravio, personal y directo, y que tenga capacidad de ejercicio o en su caso, al de su representante legal. Todos, absolutamente todos, nacionales o extranjeros, gozamos de los derechos y garantías que consagra en nuestro favor la Constitución, Federal y los convenios internacionales; un medio de defensa, es el juicio de amparo, propio para hacer prevalecer el estado de derecho, la constitucionalidad en los actos de autoridad.
La suspensión, provisional y posteriormente definitiva, es solo una parte del juicio de amparo, solamente se refiere a la certeza del acto o actos reclamados. Obtener la suspensión definitiva, no implica ganar la protección Federal, pero es un principio de prueba, que sin embargo será analizado y valorado en la sentencia dictada en el expediente principal.
Solo comento lo anterior, para colocarnos en contexto de lo que a continuación diré:
Es un derecho innato, inalienable, y por tanto humano, primero y reconocido en la Constitución después, la defensa, la audiencia, la presunción de inocencia, la garantía de ser oído y vencido en juicio. La defensa es sagrada. Todo aquel que crea sufrir o sufra una arbitrariedad, una ilegalidad, una lamentable equivocación, tiene el sagrado derecho a la defensa.
La defensa es un valor innato al hombre, radica en su esencia, es un valor ético, moral, que no tiene grados, no pasa de moda, no se modifica a gusto del cliente, se es o no se es moral, ético, justo. Todos tenemos garantizado el derecho a la defensa, quien sea, y si los señores Magistrados del Poder Judicial del Estado, que promovieron un Juicio de Amparo contra un acto que consideran arbitrario, están en su pleno derecho, son abogados, mal harían en no defenderse. No es común, pero eso no significa que esté mal o fuera de la legalidad, o de que, forzosa y necesariamente deben aguantar el capricho obsoleto y trasnochado del que “coordina los esfuerzos del pleno”. No, como cualquier ser humano, tienen derecho a defenderse; tengan o no la razón, será decisión del Juez de Distrito, solo de él, no de los medios, porque, esa clase de juicios, se llevan en un Juzgado, no en las redes sociales, cuya finalidad es otra, no el litigio.
Quien se burla y hace escarnio de aquella o aquellas personas que hacen valer un medio de defensa constitucional por ser víctimas de una ilegalidad o una arbitrariedad, son los carniceros de hoy, pero, también, las reses del mañana. Cada quien habla como le va en la feria.
Hay aves que cruzan el pantano y no manchan su plumaje, y hay aves, que viven en el pantano, encenegados en sus frustraciones, miedos, envidias, perversidades, soberbias, vanidades, arrepentimientos, culpas, secretos, y que parapetados desde la comodidad de sus oficinas, hacen publico escarnio de aquel, caído en desgracia, victimizado, sin recordar que hubo un tiempo, en que también sufrieron de una arbitrariedad, en que también estuvieron en desgracia y que en aquel tiempo, también acudieron en defensa y fueron oídos y protegidos, y que gracias a esa defensa, obtuvieron JUSTICIA, a la que ahora pretenden denostar.
Otros hay, que siendo licenciados en derecho, solo abogan para sus intereses, son teóricos de la justicia, francamente leguleyos, que nunca han defendido un asunto de principio a fin, y mucho menos que lo hayan ganado, que hayan enfrentado arbitrariedades y las hayan probado y obtenido justicia, para sí, o para sus clientes. Otros más que solo hablan por hablar, que sin conocimiento de causa, también, porque no, echan su gato a retozar, ser jocosos es su estilo, como cuando el “bacinico” defendía sus faltas de ortografía, argumentanto que “ese era su estilo”, por allá en los tiempos de Don Héctor Ignacio Loyo Muñoz, en el Fogonazo.
Los personajes antes citados, cuando sienten que se les toca con el pétalo de una rosa, entonces sí gritan, se rasgan las vestiduras, hacen pronunciamientos, críticas a la razón pura, sesudas consideraciones metafísicas, ya de jodido masonas, porque debe hacerse justicia, pero en las costillas de mi compadre, no?. Solo hacen reverencias al poder, no a la Justicia, al dinero, no a la Ley, esa es su deformación profesional.
Es muy fácil hablar cuando se tiene memoria corta; La 58 Legislatura del Estado, promovió en esa época, un JUICIO DE AMPARO, contra la Auditoria Fiscal de la Federación a efecto de que dicho organismo no auditara los recursos federales por ese concepto y destinados al Gobierno del Estado; como es debido, en dicho juicio de amparo, la Legislatura LVIII del  Estado, obtuvo la suspensión provisional y en su momento la definitiva del acto reclamado, y el juicio de amparo se resolvió hasta la siguiente administración Estatal, con el Gobernador Ruiz Ortiz; También ahí nos burlamos, también haremos escarnio de quien mandaba en Oaxaca en ese momento, y de quien promovió dicho juicio de amparo. O ahí hacemos gracioso mutis. Porque ahí si hay capacidad de respuesta.
Es un cobarde el que se burla de su hermano caído, el que hace escarnio del vencido. Todos tenemos derecho a un defensa, adecuada, pronta, expedita, porque en ello está la esencia de lo humano, porque en ese principio radica el estado de derecho. No vean la paja en el ojo ajeno, sin ver la viga en el propio.  En fin, a cada quien lo que le corresponde.