Omisiones, negligencia y opacidad en Fiscalía de Oaxaca en desaparición de militante de Morena y su hija

Omisiones, negligencia y opacidad en Fiscalía de Oaxaca en desaparición de militante de Morena y su hija

31 enero, 2019 No Por admin

Juan Carlos Zavala

El pasado 25 de enero de 2019 se cumplió un mes de la desaparición forzada de María Concha Rebollar, militante de Morena, y de su hija Martha Rosa Sánchez Concha. A más de un mes de su desaparición la Fiscalía General de Oaxaca no ha implementado ningún operativo de búsqueda, la persona detenida como presunto responsable material se ha negado a informar sobre su paradero y un juez ha decretado un periodo de cinco meses más para recabar más pruebas.

Este estancamiento en el caso tiene en la desesperación a la familia, quien aún no pierde la esperanza de encontrarlas con vida. El misterio y algunos factores “extraños” o “raros” tanto en la actuación de las instancias de procuración de justicia como de los dirigentes de Morena, los han llevado desde el anonimato a exigir justicia y agilización en las investigaciones.

María Concha y su hija Martha Sánchez desaparecieron el 25 de diciembre de 2018. La última vez que fueron vistas fue en su domicilio ubicado en la colonia La Soledad en el municipio de San Antonio de la Cal.

De acuerdo con las indagatorias un amigo de ambas y testigo en el caso, llegó a su domicilio por la mañana para felicitarlas por la fecha en la que se celebra la Navidad; ahí, fue que vio a ambas mujeres conviviendo con Félix S. J. L. a quienes ellas le presentaron como un policía de Santa Lucía del Camino. Esta fue la última que vez que fueron vistas.

Pasaron tres días y tras varios intentos por compañeros de trabajo por localizarlas, se informó a sus familiares que no lograban localizarlas tras ausentarse por varios días para la realización de actividades programadas para el 26 de diciembre y los días siguientes. Una de las primeras cosas que llamó la atención es que sus teléfonos celulares estaban apagados, fueron hasta su casa pero nadie salió.

El 28 de diciembre de 2018 los familiares decidieron interponer una denuncia en la Fiscalía General del Estado sobre la desaparición de María Concha de 46 años y su hija Martha Sánchez de 20 años de edad. Por la noche de este día, la Unidad Especializada en Desaparición de Personas inicia con las investigaciones en el interior del domicilio de las dos mujeres.

Con la asistencia de peritos, criminólogos y químicos encuentran rastros de sangre en varias partes de la vivienda, sábanas enredadas y cojines también manchados de sangre, así como la marca de una bota táctica característica del uniforme de un agente de policía. También se percataron que un vehículo tipo Atos color verde y propiedad de las dos personas desaparecidas tampoco se encontraba.

En principio se descartó como móvil de la desaparición el robo, ya que todos los objetos de valor en la vivienda se encontraban intactos.

Tres días después, el 31 de diciembre de 2018, es llamado a declarar el testigo que afirmó haber visto por última vez a las dos mujeres y al policía Félix S. J. L. Este último declaró que visitó la vivienda de María Concha entre las 10:00 y 11:00 horas del 25 de diciembre de 2018 para convivir, que comieron carnes asadas y refrescos y que se retiró de la casa entre las 13:00 y 14:00 horas de ese mismo día. Posteriormente se sabría que Félix S. J. L. mintió en su declaración inicial al no reportar su domicilio.

Mientras los días pasaban, los agentes de la Unidad Especializada en Desaparición de Personas indagaban sobre la última ubicación de los celulares de las víctimas. Fue de esta manera que dieron con el domicilio real de Félix S. J. L., quien es detenido la madrugada del 13 de enero de 2019 cuando salía de su vivienda en la colonia Del Bosque del municipio de Santa Lucía del Camino vestido con el uniforme de la policía municipal.

Los agentes de la Fiscalía General del Estado realizaron un cateo a su casa donde encontraron los teléfonos celulares de María Concha y Martha Sánchez, el encuentran una de las botas manchadas de sangre y que coincidía con la encontrada en la vivienda de las dos mujeres desaparecidas, e incluso las llaves de la casa de las víctimas.

El policía Félix S. J. L. es un ex militar retirado, pensionado del Ejército Mexicano, quien apenas tenía poco más de año y medio radicado en Santa Lucía del Camino. Es originario de San Baltazar Chichicapam, municipio del distrito de Ocotlán de Morelos. Hasta ahora, la única relación que se ha encontrado con las víctimas porque María Concha también es originaria de esta población.

Tras ser detenido, se han llevado a cabo dos audiencias ante un juez. La segunda audiencia se realizó el pasado viernes 18 de enero de 2019 pero el policía imputado por la desaparición forzada de la militante de Morena y su hija se negó a declarar ante la Juez con el argumento de que no era el momento para hacerlo.

Ese día, la juez lo vinculó a proceso por el delito de desaparición forzada pero decretó un plazo de cinco meses para que el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado recabara más pruebas. A partir de entonces, las investigaciones se estancaron porque la familia no ha recibido ningún avance y el policía se ha negado a declarar y decir dónde se encuentran.

“Van dos audiencias y la juez le ha pedido declarar pero él dice que no es el momento de hacer su declaración y que se reserva ese derecho. Sus abogados no han aportado nada su defensa y sigue firme la imputación del ministerio público. Él tampoco niega que las haya desaparecido, que haya participado. Es un bulto, no hace ningún tipo de expresión”, relatan los familiares de María Concha y de la joven Martha Sánchez.

A más de un mes de su desaparición, denuncian que es absurdo que la Fiscalía General de Oaxaca no haya iniciado ningún protocolo de búsqueda, ni dé a conocer los resultados de las muestra de sangre encontrados en la vivienda y que el C4 dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aporte los videos de los lugares por los cuales pudieron haber trasladado a sus dos familiares desaparecidas.

Las dos dependencias argumentan exceso de trabajo y trámites burocráticos tanto para iniciar la búsqueda como para aportar los resultados de las pruebas y videos. Además, del periodo de cinco meses para allegar más pruebas dictado por la juez que lleva el caso.

Los familiares también recriminaron la actitud pasiva de Morena. “Ellos no han hecho nada (los líderes de Morena), ya se intentó acercarse con Salomón Jara con quien ella realizaba labores de gestión social pero respondió que no tenía tiempo”, acusan.

El tiempo, sin embargo, continúa pasando y no hay ningún rastro sobre su desaparición. Los familiares también temen por la salud de María Concha, quien padece diabetes. “Estamos preocupados y no sabemos cómo están, si tienen frío o hambre, si les están haciendo daño. María tiene diabetes y requiere atención”.

Las esperanzas de encontrarlas con vida no desaparecen para su familia. Por eso exigen a las autoridades y a la Fiscalía General del Estado de acelerar las investigaciones, que inicien con el protocolo de búsqueda a lo que se han negado a realizar.