¡Tradición milenaria! “La Samaritana”

¡Tradición milenaria! “La Samaritana”

28 marzo, 2019 No Por REDACCION

Un artículo de Lynda Vega en el marco de la tradicional celebración de “La Samaritana”

Oaxaca de Juárez epicentro de fiesta y color representando la tradicional celebración de “La Samaritana”, un acontecimiento totalmente religioso que ha pasado a ser una tradición cultural a través de los años en nuestro estado.

“La Samaritana” es una celebración que se vive cada año en el periodo de la Cuaresma, exactamente se realiza el Cuarto Viernes dentro de los cuarenta días, y esta festividad se basa en un relato bíblico descrito por el apóstol Juan:

“En aquel tiempo, llegó Jesús aun pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor de mediodía. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: “Dame de beber”. Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida. La samaritana le dice: ¿Cómo tú , siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana? “Porque los judíos no se tratan con los samaritanos. Jesús le contestó: “si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.” La mujer le dice: “Señor si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?, ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de el bebieron él y sus hijos y sus ganados? “Jesús le contestó: “El que bebe de esta agua vuelve a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.” La mujer le dice: “Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir a sacarla.”

Es así como este bello pasaje de humildad y bondad ha sido representado por décadas en los atrios de las iglesias, representado por pozos de agua, ollas adornadas con flores de bugambilia y arcos de carrizo, atendidos por mujeres que portan un traje tradicional de la región oaxaqueña.

Jorge Bueno Sánchez cronista de la Ciudad de Oaxaca, narró que esta tradición tomó relevancia en el siglo XIX representada en los atrios de las iglesias y fue gracias a Doña Casilda Flores quien involucró viviendas y negocios como puntos de reunión y convivencia de la población.

“Por el año de 1958, Casilda Flores obsequiaba agua a los estudiantes del Instituto de Ciencias y Artes del Estado de Oaxaca, hoy, Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), en la pila de Juan Diego localizada en la calle de Trujano, sin embargo, en la década de 1970, en los tiempos de política que vivió la universidad, rompieron con esta tradición, por lo que vuelve a los templos y a las oficinas públicas.” Destacó.

Fue hasta finales del siglo XX cuando esta tradición involucró la realización de concursos de arreglo de puestos o conocidos de manera coloquial “pozos”, a iniciativa de la Casa de la Cultura Oaxaqueña.

Actualmente se pueden degustar en las 27 iglesias de la ciudad, sin contar el número de capillas, así como oficinas públicas y privadas, escuelas y negocios.

Los jóvenes son un sector de la población que más disfruta de esta tradición en donde el entusiasmo, la competitividad, la ilusión y la humildad son valores que se viven a flor de piel entre los concursantes. Ahora si se puede decir que en Oaxaca se regala agua fresca a los visitantes y a cualquier persona que pase por algún pozo.

Los sabores típicos son: horchata, jamaica, tuna, limón, chilacayota, entre muchas otras acompañadas por nieve de tuna, leche quemada, nuez, guanábana , vainilla, y un sin número de degustaciones que podremos probar.

Así que no olviden este 29 de marzo visitar algún puesto donde podrá degustar un rica nieve o agua fresca acompañada de un bello espectáculo de hospitalidad, color y entusiasmo en cada puesto a partir de las 12 del mediodía en nuestra capital de la verde Antequera.