Fiscalía de Oaxaca sin datos de gota a gota

Fiscalía de Oaxaca sin datos de gota a gota

9 abril, 2019 No Por REDACCION

A pesar de que autoridades federales y de la Ciudad de México han alertado sobre la presencia en Oaxaca de grupos de extorsionadores colombianos dedicados a los préstamos conocidos como “gota a gota”, la Fiscalía General del Estado (FGE) descartó que, al menos en la zona metropolitana de la ciudad, existan denuncias penales o se haya hecho la detención de algún ciudadano extranjero relacionado con ese tipo de prácticas.

La semana pasada, el gobierno de la capital del país reveló que, en la actualidad, las bandas dedicadas a otorgar ese tipo de financiamientos clandestinos habían extendido su territorio a 13 estados, entre los que se encontraba Oaxaca.

Sin embargo, al ser consultado al respecto, el director de Averiguaciones Previas y Procesos de la FGE, Alejandro Alfonso Ramírez Hernández, aseguró que el organismo no ha estado enterado de casos de ese tipo, a pesar de que varios medios de comunicación locales han publicado el relato de personas que se han dicho víctimas de ese ilícito.

Apuntó que durante los últimos 21 meses las autoridades ministeriales han efectuado la detención de nueve ciudadanos colombianos, pero éstas han estado relacionadas con otros tipos de delitos, como allanamiento de morada, robo a transeúnte y robo a comercios.

“En el área metropolitana no ha habido ninguno de estos hechos”, señaló el funcionario, consultado sobre los casos específicos de “gota a gota”, al tiempo de argumentar que, probablemente, los actos se hayan registrado en la zona costera del estado o en la región del Istmo de Tehuantepec, donde existe mayor flujo de migrantes.

Sobre los nueve ciudadanos colombianos detenidos entre junio de 2017 y marzo de 2019, refirió que quedaron a disposición de las autoridades judiciales y del Instituto Nacional de Migración (INM) para que en los casos procedentes, fueran repatriados.

El servidor público justificó que es complejo poder identificar si en Oaxaca han existido personas víctimas del “gota a gota” y, luego, su número exacto, pues al tratarse de un delito patrimonial se requiere forzosamente de una denuncia penal para comenzar las indagatorias.

En entrevista, comentó que el cobro de intereses desproporcionados, como es el caso del “gota a gota” y el agiotismo, son conflictos que deben resolverse por la vía civil o mercantil, sobre todo si existe un contrato firmado en el que la víctima haya aceptado pagar tal cantidad de réditos.

Durante el procedimiento, las autoridades se encargarán de definir la legalidad de los cobros y en su momento ordenar su reducción.

Sin embargo, también existe un recurso por medio del cual la controversia puede dirimirse en el ámbito penal.

Ésta se configura cuando el prestamista se aprovecha de un estado de vulnerabilidad de la víctima para embaucarla y hacerla partícipe de la acción.

“Es desde que se aprovechan de tu cuestión de emergencia en cuanto al préstamo; (el proceso penal consiste en) establecer el origen del préstamo: cómo llega a ti, aprovechándose de la emergencia que tienes. Es una línea muy delgada entre materia civil y penal.

“Estamos en el capítulo de la modalidad de fraude, en el que se aprovechan de tu necesidad, pero más que acreditar la parte de los intereses, en materia penal tienes que acreditar el contexto del préstamo”, precisó.

Para evitar ser víctima de abusos de ese tipo, el funcionario llamó a la población a no recurrir a prestamistas ni a instituciones financieras que no estén reguladas por la Comisión Bancaria y de Valores.

En caso de que ya hayan sido víctimas, la población afectada aún puede solicitar la intervención de las autoridades civiles y penales para establecer si el agiotista ha incurrido en un acto ilegal y, en su defecto, evitar el pago desproporcionado de interés e incluso fincar responsabilidades penales en su contra.