César Mateos, inelegible; hoy se baja de la contienda por la DDHPO

César Mateos, inelegible; hoy se baja de la contienda por la DDHPO

9 abril, 2019 No Por REDACCION

Por Estado20

Por haber permanecido en prisión durante siete meses en el desarrollo del conflicto político social de 2006, César Mateos Benítez, socio político de Flavio Sosa Villavicencio, es legalmente inelegible para competir por la titularidad de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), afirmó la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lilia Mendoza Cruz.

Y es que después de más de un mes de haberse registrado como candidato a la titularidad de la DDHPO, César Mateos, hoy 9 de abril presentó su dimisión ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la LXIV Legislatura del Congreso de Oaxaca.

El registro de Mateos Benítez, causó polémica y desencanto por diversas organizaciones e incluso hubo voces inconformes de diputados como la legisladora priista Lilia Mendoza quién afirmó que el integrante de Comuna no debió haber sido aceptado como parte de los 42 aspirantes que lograron obtener el registro tras la convocatoria, lanzada el primero de marzo pasado y que se mantuvo vigente durante 15 días.

Al respecto, Mendoza sostuvo que la Comisión de Derechos Humanos de la 64 Legislatura del Congreso local, encabezada por Magaly López –identificada con Flavio Sosa– emitió una convocatoria “a modo” para beneficiar a Mateos.

Al respecto, la diputada afirmó: “La Ley establece que en la elección de los participantes de la Comisión de Derechos Humanos (se deben cumplir ciertas reglas y requisitos); dentro de ellos, dice la Ley, que no les está permitido participar a quienes tienen procesos de carácter penal o han sido sujetos de los mismos”.

En referencia a César Mateos añadió: “Cuando hablo de que la ley impide que cuando se hayan tenido procesos jurídicos en su contra… hubo uno que dijo, en su presentación (ante la Comisión): ‘He estado en la cárcel’.
Ante ello, exigió a la Comisión dictaminadora no “rasgarse las vestiduras” y cumplir con el proceso de elección “como se debe, cumpliendo los requisitos que establece y marca la ley”.

Si bien Mendoza se pronunció en contra de las descalificaciones personales de las que han sido objeto diversos contendientes, que “demuestran bajeza cultural y personal”, reiteró que los legisladores deben cumplir con la ley, lo que se traduciría en no permitir la candidatura de César Mateos.

Y remató: “En la elección de los anteriores participantes para la designación de quien hoy termina su periodo al frente de la Defensoría (Arturo Peimbert), uno de los requisitos indispensables de participación fue, primero, que presentara documentación que le acreditara profesionalmente el nivel académico; curiosamente hoy, a modo, ni se exigieron tales requisitos ni se cotejaron con los originales. (Fueron) simples copias; eso ensucia un proceso conforme a la ley”.

César Mateos Benítez fue detenido por la policía el 24 de noviembre de 2006, junto con el primo de Flavio Sosa, Jorge Sosa, bajo cargos de delitos de secuestro y robo en agravio de dos policías ministeriales, según constaba en el expediente penal 71/200.

Sin embargo, siete meses después, el activista obtuvo su libertad por un ‘incidente de desvanecimiento de datos’, lo que también contribuyó a que el entonces procesado no pagara ningún tipo de fianza.

Ley desestima versión de priista, pero sí podría ser inelegible

La Ley de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca descarta las aseveraciones de la diputada Lilia Mendoza, en el sentido de que por haber sido aprehendido y procesado Mateos Benítez sea inelegible como defensor.
Textualmente, la fracción cuarta del artículo 23 de la normativa, que hace referencia a los requisitos que deber cubrir el ombudsman oaxaqueño dice: “No haber recibido condena por delito intencional”. Mateos no sólo no fue condenado, sino que fue absuelto.
Sin embargo, el mismo artículo sí contempla una fracción, la séptima, que podría impedir la intervención del activista en el actual proceso de selección: “No tener antecedentes de violencia y/o discriminación en el ámbito público y privado”.
Mateos, junto con Flavio Sosa y Efraín Linares, por ejemplo, fue acusado en julio de 2017 por las autoridades de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, de fungir como asesor de San Sebastián Nopalera, población que en aquel momento había orquestado un ataque armado en su contra, en el marco de un conflicto que se ha prolongado durante una década, con saldo de decenas de muertos.
El aspirante a defensor también fue acusado de asesorar a la población istmeña de San Dionisio del Mar, donde en diciembre pasado un sector de la comunidad, aglutinada en la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar, impidió la realización de comicios extraordinarios.
Una de las acusaciones más graves que recae sobre Comuna y sus dirigentes, Flavio Sosa y César Mateos, fue el estar presuntamente involucrada en una emboscada registrada el 14 de mayo de 2011 en Santiago Choápam con saldo de 10 muertos y 12 lesionados.
En aquel momento, Flavio Sosa descartó la participación activa de Comuna, pero reconoció que su agrupación sí brindaba asesoramiento a uno de los grupos involucrados.