Oaxaca y Guerrero registraron el mayor número de asesinatos políticos en 2018

Oaxaca y Guerrero registraron el mayor número de asesinatos políticos en 2018

12 abril, 2019 No Por REDACCION

Estado20

Los estados de Guerrero y Oaxaca registraron el mayor número de asesinatos políticos en el año comprendido entre el 1 de septiembre de 2017 y el 31 de agosto de 2018, según el Índice de la Paz México.

Guerrero sumó 32 y Oaxaca 29. A estos estados los siguió Puebla, con un total de 18 asesinatos; Michoacán con 17, y la Ciudad de México y Veracruz, con 10 cada uno.

Este periodo incluye los nueve meses anteriores a las elecciones del 1 de julio y el mes posterior, durante el cual persistió la violencia en la transición política.

El 75% de estos ataques estuvieron dirigidos a políticos del ámbito municipal; el 18%, a políticos estatales, y el 7%, a políticos federales. Los datos de esta sección se tomaron de la base que elaboró Etellekt Consultores, que contabiliza las amenazas y las agresiones contra políticos que ocupan un cargo o candidatos a un puesto de elección a nivel municipal, estatal o federal.

El Índice de Paz México señala que una vasta mayoría —81%— de los atentados registrados tenían como objetivo a opositores partidistas, lo que hace pensar que los agresores típicamente eran partidarios de políticos con cargos públicos o preferían las políticas de estos a las de la oposición.

“Es posible que los agresores hayan reaccionado a las propuestas de cambios de política pública de los candidatos o, en un sentido más pragmático, a la percepción de que los políticos en los cargos muestran más tolerancia a la delincuencia organizada”.

En todos los estados del país hubo por lo menos una agresión contra algún candidato de oposición de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional): fueron 122 los candidatos de oposición que representaban a este partido los que sufrieron algún ataque durante el periodo estudiado. Morena basó su campaña en mensajes de combate a la corrupción y ganó la Presidencia de la República, el control del Congreso y diversas gubernaturas.

Por su parte, 12 de los 18 estados en los que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) fue oposición registraron hechos de violencia política contra alguno de sus candidatos; 87 candidatos de oposición pertenecientes al PRI fueron agredidos en los 12 meses analizados. El PRI fue el partido que ocupó la Presidencia de 1929 a 2000, y de 2012 a 2018.

Al analizar los eventos de violencia, agrega, se identificó una correlación moderada entre el número de agresiones contra políticos de nivel municipal y lo cerrado de su competencia electoral. Entre menor era la diferencia de votos entre los políticos que iban en primero y segundo lugar, mayor era el número de ataques, con un coeficiente de correlación de -0.3.

De todos los partidos, los integrantes del PRI y Morena vieron los niveles más elevados de violencia: 217 y 201 agresiones, respectivamente, lo que representó 54% del total. El PRI también fue blanco del mayor número de asesinatos políticos: 61, sobre todo en los estados de Puebla y Veracruz.

Las organizaciones políticas también fueron objeto de los crecientes niveles de violencia.