Trabajadores de la construcción en Oaxaca festejan y veneran el Día de la Santa Cruz

Trabajadores de la construcción en Oaxaca festejan y veneran el Día de la Santa Cruz

3 mayo, 2019 No Por REDACCION

Deimos Sánchez

Como ya es tradición este día sonarán cohetes por doquier, piezas de alguna banda de música, repiques de campanas que llaman a misa, señal de que los trabajadores de la construcción están de fiesta y colocarán las tradicionales cruces en las obras que no han sido concluidas en el marco del Día de la Santa Cruz.

Al menos para el maestro albañil José Ángel Jiménez originario de Santiago Tilantongo, municipio de Nochixtlán de la refreg Mixteca de Oaxaca quien a sus 30 años de edad y a los más de 8 años que se lleva en este ámbito, este día es especial para ellos, pues el colocar la Cruz en lo más alto de la construcción no sólo es ponerla sino más bien es para pedir al ser supremo que las construcciones sean terminadas sin accidentes de por medio.

Según la tradición en el marco del Día de la Santa Cruz, este día se coloca una cruz en la obra generalmente en el punto más alto, hecha con material de trabajo, y se adorna con flores naturales o a veces con papel maché y una veladora. Después de trabajar medio día, los albañiles como los conocen, explican, que el patrón les realiza un convivio como señal de armonía y agradecimiento por el trabajo que realizan.

A veces si corren suerte son celebrados acompañados de su familia con una banda musical que el mismo patrón les contrata.

Y si el dueño o patrón de la obra no los festeja, ellos por cuenta propia cooperan para preparar una buena barbacoa, con algunas bebidas a fin de que esta tradición no se pierda.

Para José Ángel, alcanzar este peldaño de maestro no ha sido nada fácil, en los ocho años que lleva en este ámbito de la construcción , asegura que cargar botes con más de 20 kilos de mezcla, mientras guarda el equilibrio al subir diminutas escaleras o peldaños de madera, en construcciones de hasta cinco pisos, no ha sido sencillo pues los albañiles ponen su vida en riesgo, aunque actualmente los ingenieros o patrones ya les ponen medidas de seguridad.

Pero a pesar de esto, José Ángel asegura ama su trabajo pues con este oficio ha sacado adelante a su seres queridos dándoles, alimento y vestido a su esposa y a sus tres hijos