Defensoría de Derechos Humanos apoya regulación de marchas en Oaxaca

Defensoría de Derechos Humanos apoya regulación de marchas en Oaxaca

13 agosto, 2019 No Por REDACCION

Catorce días después de la aprobación de la Ley Garrote en Tabasco –que impone penas de hasta 20 años de cárcel para quien bloquee calles e impida la realización de obras, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) se pronunció a favor de que el Poder Legislativo de la entidad reglamente la realización de marchas y protestas.

No obstante, el ombudsman oaxaqueño, Bernardo Rodríguez Alamilla, se dijo en contra de una ley que “criminalice la protesta”, como se ha hecho en tierras tabasqueñas, pero sí en pro de una reglamentación que garantice el derecho a la libre manifestación y el derecho al libre tránsito.

En entrevista, el funcionario sostuvo que en Oaxaca podría implementarse una legislación similar a la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, que impone diversas condiciones que deben ser cumplidas por organizaciones sociales o grupos políticos para poder llevar a cabo una manifestación.

“No necesariamente es la salida (castigar con cárcel a quien proteste). Tú podrías estar tranquilamente en tu casa sin tomar una calle. Creemos que hay una serie de causas que generan esta situación; creo que deberíamos poner atención a eso.

“Ninguna política restrictiva, no nada más en el país sino en el mundo,  ha funcionado; lo que vas a generar es, más bien, una conflictividad; lo que vas a generar es una conflictividad mayor”, abundó el defensor.

Alamilla precisó que “sí tienen que haber parámetros de control, pero jamás prohibir a las personas que puedan manifestarse; obviamente, que bajo los propios criterios que la propia Constitución estipula: de manera pacífica y respetuosa.

“Más que una ley que tienda a prohibir  de manera completa este tipo de manifestaciones, necesitamos una que atienda de fondo los problemas, que están ahí y subyacen y por eso está pasando todo esto”.

–¿Se requiere, entonces, una normativa que regule no que sancione las protestas?

–Hay ejemplos, como la Ciudad de México, hay ciertos avances en ciertos procesos donde tú, sin que elimines el derecho de las personas a manifestarse (permites el libre tránsito). Me parece que tenemos que armonizar ambos derechos: por un lado, el derecho a la libre manifestación de las personas   y por el otro lado, también, el derecho que tenemos nosotros a transitar por determinada calle.

“Hay que generar esos espacios de diálogo; una sociedad democrática siempre le va a apostar a eso y no a tratar de imponer una pena punitiva, tratar de castigar a una persona que busca cumplir un derecho que muchas veces, es lo único con lo que cuentas, su derecho a manifestarse públicamente”.