Congreso de Oaxaca se olvida de austeridad republicana y aumenta su presupuesto a 453 mdp

Congreso de Oaxaca se olvida de austeridad republicana y aumenta su presupuesto a 453 mdp

13 agosto, 2019 No Por REDACCION

La 64 Legislatura del Congreso del Estado, que permanece bajo el control del partido Morena y ha sido acusada de haber fraguado diversos pactos políticos con el Poder Ejecutivo, que encabeza el priista Alejandro Murat, recibió un aumento presupuestal de 50 millones 680 mil pesos durante el primer trimestre de 2019, gracias a la aprobación de la Secretaría de Finanzas.

A pesar de la política de austeridad que promueve a nivel nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya administración ha efectuado recortes presupuestales en diversos rubros de la función pública lo que ha desencadenado una serie de protestas, los diputados oaxaqueños incrementaron su presupuesto de 402 millones 269 mil pesos a 452 mil 949 millones de pesos, reportó el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE).

En sentido opuesto, los diputados avalaron un recorte de siete millones de pesos en el gasto del OSFE, que, con esa modificación, ejercerá 90 millones 706 mil pesos y no 97 millones de pesos 706 como había sido aprobado en el Presupuesto de Egresos 2019, precisa la información, contenida en el avance del gasto de los Poderes del Estado, órganos autónomos y municipios.

Luego del incremento presupuestal al Congreso y la reducción de los recursos del Órgano Superior de Fiscalización, el presupuesto del Poder Legislativo pasó de 499 millones 975 mil pesos a 543 millones 655 mil millones de pesos.

De aquel monto, durante los meses de enero, febrero y marzo, los diputados ejercieron 158 millones 799 mil pesos –3 millones 780 mil pesos por cada uno de los 42 legisladores locales–, mientras que el OSFE erogó 21 millones 410 mil pesos.

Aún es posible que ambas entidades que integran el Poder Legislativo soliciten “ajustes” presupuestales.

A pesar de las omisiones señaladas por especialistas y organizaciones no gubernamentales al momento de crear leyes que garanticen un alto a la corrupción, impunidad y rezago social que persisten en Oaxaca, el Congreso local ha ejercido mayores recursos que el Congreso de Nuevo León, que de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en 2018 gastó 350 millones de pesos; que el de Querétaro, 305 millones de pesos; que el de Aguascalientes, 183.9 millones de pesos;
que el de Puebla, 150 millones de pesos, y que el de Yucatán, con 147 millones de pesos.

El Informe Legislativo 2018 del IMCO, reveló, además, que la mayoría de los Poderes Legislativos de los estados que reportan los mayores índices de miseria y de hambre, son los que ejercer algunos de los presupuestos más altos de México: Michoacán, con 984 millones 436 mil pesos; Veracruz, con 732.1 millones de pesos; Guerrero, 502.9 millones de pesos, y Chiapas, con 283.8 millones de pesos.

En la Cuenta Pública 2018 del Gobierno del Estado de Oaxaca se establece que el Congreso gastó mil 21 millones de pesos, aunque ese presupuesto fue gestionado y erogado por la pasada 63 Legislatura, sin que los actuales diputados efectuaran una revisión sobre el destino de esos recursos.

Algunas de las decisiones más polémicas tomadas por la 63 y 64 legislaturas, figuran la aceptación de personajes cercanos al grupo político que cobija al actual gobernador como titulares o integrantes de órganos autónomos encargados de vigilar el buen desempeño de las finanzas y el servicio público, como es el caso del nombramiento de Guillermo Megchun Velásquez, ex secretario de Finanzas de José Murat, padre del actual mandatario, como titular del OSFE, en noviembre de 2017.
Además, en abril de 2018, el Congreso del Estado también aprobó el nombramiento de Manuel Velasco Alcántara, ex vocero de Alejandro Murat durante su campaña política de 2016, como magistrado de la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa de Oaxaca (Tribunal Anticorrupción), por un periodo de siete años.

En este 2019, el Poder Ejecutivo del Estado propuso que un exfuncionario de la Secretaría de Finanzas y ex gerente Senior Contencioso del Infonavit, Raúl Palomares Palomino, sea nombrado como otro integrante del Tribunal Anticorrupción por un periodo de ocho años.

La petición está en proceso de dictaminación, aunque las dos fracciones de Morena que existen en la 64 Legislatura (una integrada por 16 diputados y otra por 10 –ambas confrontadas a pesar de representar al mismo partido–) han sido señaladas de entablar acuerdos por separado con el Poder Ejecutivo y el partido que lo representa: el PRI.
Una de las mayores críticas sobrevino en noviembre de 2018, cuando el PRI y el grupo de 16 diputados morenistas afines a Salomón Jara, impusieron a los integrantes de la actual Junta de Coordinación Política y Mesa Directiva y se repartieron las comisiones permanentes, donde el Revolucionario Institucional se quedó con los órganos especializados en Hacienda, Seguridad y Gobernación.