Urgen estrategias a Segob y fiscales de delitos contra libre expresión por altos niveles de violencia vs comunicadores

El Partido Acción Nacional (PAN) promueve un punto de acuerdo a fin de que la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión y a sus homólogas en los estados de Oaxaca, Baja California, Guerrero, Morelos, Nayarit, Quintana Roo, Sonora y Veracruz comparezcan en el Congreso de la Unión y participen en reuniones de trabajo con diversas comisiones “debido a los asesinatos de diversos periodistas” registrados en lo que va del año en todo el país, principalmente en aquellas entidades.

La propuesta señala que los funcionarios estatales y federales busquen mecanismos para contrarrestar los altos niveles de violencia que persisten contra periodistas y comunicadores, en sesiones en las que participen las comisiones de Gobernación y Población; Derechos Humanos y Justicia.

El proyecto indica que el pasado dos de agosto se presentó un atentado más en contra de las libertades de expresión y de información con los homicidios de los periodistas Edgar Alberto Nava López y Jorge Celestino Ruíz Vásquez en los estados de Guerrero y Veracruz, respectivamente.
De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ambos homicidios se suman a otros 150 que se han reportado desde el año 2000, y se tienen registradas diversas amenazas y agresiones en contra quienes ejercen el periodismo y medios de comunicación.
Y agrega: “Diversas organizaciones nacionales e internacionales, como es el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Federación Internacional de Periodistas, “Reporteros sin Fronteras” y “Artículo 19”, han denunciado que en el primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, México se encamina a consolidarse como país más mortífero en el mundo para ejercer la labor periodística”.
Asimismo, indica que dichas organizaciones incluyendo la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas y la Unión Europea, han alertado la crisis en seguridad que padece el gremio periodístico en nuestro país el cual lamentablemente se ha convertido como uno de los países más peligrosos y mortal para el ejercer el periodismo en el mundo superando países como Afganistán, Paquistán y Somalia.

Ante ello, refiere que, de manera reiterada, ha sido señalado el grave riesgo que corren los periodistas y medios de comunicación y denunciado la poca efectividad de las autoridades federales y estatales en cuanto a la investigación y procuración de justicia de los casos de agresiones, amenazas y desplazamiento de sus lugares de origen en contra de los integrantes del gremio periodístico.

“Coincidimos con las organizaciones nacionales e internacionales señaladas en el presente documento que resulta urgente e indispensable evaluar los actuales mecanismos de protección de periodistas y medios de comunicación y encauzar debidamente las investigaciones que autoridades federales y estatales se encuentran realizando con motivo del homicidio de los periodistas enunciados”.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin