Después de 8 días cesado, presidente de Tribunal Anticorrupción recupera el control de su despacho

Después de 8 días cesado, presidente de Tribunal Anticorrupción recupera el control de su despacho

25 agosto, 2019 No Por REDACCION

Ocho días después de haber sido desconocido por un grupo de ocho magistrados, el presidente de la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa de Oaxaca, Adrián Quiroga Avendaño, retomó este jueves el control de su despacho.

Quiroga reiteró que la destitución promovida en su contra por los magistrados Manuel Velasco Alcántara y María Elena Villa de Jarquín –integrantes de la Sala Superior y la última designada como “encargada de despacho”–, así como de los magistrados de salas unitarias Ana María Soledad Cruz Vasconcelos, Abraham Santiago Soriano, Pedro Carlos Zamora Martínez, María Mayela García Maldonado, Javier Villanueva Hernandez y Julio Hernández Carrillo, es infundada legalmente por lo que continuará en el cargo hasta mayo de 2020, cuando fenece su gestión.

De acuerdo con los argumentos del aún presidente, el único órgano con las facultades para designarlo o quitarlo del puesto es la Sala Superior –integrada por cinco magistrados, él incluido–, donde cuenta con el apoyo de dos miembros, Hugo Villegas y Enrique Pacheco Martínez.

La acción en contra de Quiroga, se dio el 15 de agosto, tras un año y tres meses de mantener diversas confrontaciones con el mismo grupo de magistrados, quienes, en su momento, fueron acusados de pretender imponer como presidente de aquel organismo a Manuel Velasco Alcántara, asesor fiscal del ex gobernador José Murat y ex vocero, durante un breve periodo, en la campaña proselitista del hoy mandatario, Alejandro Murat.

La destitución se dio, también, luego de que Quiroga Avendaño se ha pronunciado a favor de la reelección tácita del magistrado Hugo Villegas y en contra de la designación de Raúl Palomares Palomino, otro personaje vinculado con el actual gobernador de Oaxaca –al desempeñarse como funcionario del Infonavit durante la gestión de Murat y, luego, como funcionario de la Secretaría de Finanzas estatal– como magistrado de la Sala Superior del mismo Tribunal.

Por su parte, los magistrados disidentes acusaron a Quiroga Avendaño de haber incurrido en actos ilegales, al haber promovido una controversia constitucional por las modificaciones en el criterio de designación de los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa sin la autorización del pleno.

Además señalan que Quiroga carece de legitimidad como presidente del Tribunal, pues él no fue designado por los siete magistrados que integran cada una de las salas unitarias.
Ante ello, este grupo de jueces promovió un amparo para que por medio de éste se desconozca la legitimidad de Quiroga, bajo el argumento de que en su designación sólo participaron los miembros de la Sala Superior y no los magistrados de salas unitarias, que exigen ser reconocidos como parte del Pleno.

Asimismo, lo acusan de respaldar una medida arbitraria, como ellos la han catalogado, al avalar la reelección por un periodo de ocho años de Hugo Villegas Aquino, como magistrado de la Sala Superior, y no dar entrada a la petición del gobernador de Oaxaca de reconocer al exfuncionario, Raúl Palomares Palomino.

De concretarse la aceptación de Palomares Palomino como nuevo integrante de la Sala Superior, los magistrados afines al Poder Ejecutivo estatal –Manuel Velasco, María Elena Villa y, potencialmente, Raúl Palomares–, tendrían mayoría de votos al discutir y aprobar acuerdos y sanciones al interior del Tribunal Anticorrupción.

Entrevista

–¿La remoción es ilegal?, cuestionó este medio, en una entrevista concedida el día que fue desconocido.

–Totalmente.

–¿El nombramiento del presidente lo hacen los cinco integrantes de la Sala Superior o cuál es la mecánica?

–Así se hizo porque así estaba en ese momento. Si cambia esto es porque hay un amparo, pero ese amparo no se ha resuelto y estamos en espera de que se resuelva, y si hay un recurso (contra la resolución del juez de amparo), todavía habría que esperar a que se resolviera el recurso; entonces, no puedes hacer nada en tanto esta situación legal se resuelva; ellos (los magistrados disidentes) sí están actuando de manera ilegal.

–¿Qué va a pasar tras su destitución?

–Seguiremos sesionando porque no podemos parar las actividades dentro del Tribunal, el Tribunal no puede parar nada absolutamente; seguiremos actuando, seguiremos trabajando; ¿qué vamos a hacer? Es lo que estamos checando ahora.

–¿Constitucionalmente, esta destitución tiene algún recoveco, alguna posibilidad que pueda proceder?

–No, no tienen otro forma. Con una acción de un juicio de amparo se gana cualquier acción de este caso de lo que han hablado; al final de cuenta, están actuando de manera ilegal, fuera de las denominaciones que pudiera emitir cualquier norma.

>Desafortunadamente, estamos en esta dinámica que no deberíamos estar en ella. Un órgano de legalidad no debería estar en esta dinámica y, sin embargo, ahí estamos.

Policía invade sede de órgano autónomo

“Nosotros iniciamos una sesión administrativa a las 11 de la mañana de manera normal, como lo teníamos contemplado (el 15 de agosto). Cuando habíamos desahogado dos puntos del orden del día, llegan los compañeros del Tribunal, los de salas unitarias, y ellos comienzan a manejar una serie de situaciones, donde ellos decían que también integraban el Pleno.

“No sé de qué Pleno hablan, porque solo hay un Pleno establecido en la Constitución; en ese momento, también llegaron unos elementos policiacos que hicieron acto de presencia; no sé con qué intención; incluso, la puerta de la Sala de Sesiones estaba cerrada, pero el magistrado Manuel Velasco se paró para permitirles el acceso, lo que da a entender que ya era una cuestión preparada, fabricada”.
Y continuó: “En ese momento empiezan a alegar que me desconocen como presidente… bajo el argumento de que yo promoví una acción de inconstitucionalidad sin haberle preguntado, que yo ratifique al magistrado Hugo Villegas; yo no puedo ratificar porque no soy la autoridad competente, yo actué como representante legal del Tribunal; entonces, realmente solo han argumentado cosas que no tienen sustento”.

–¿Cuántos elementos de la policía irrumpieron en el Tribunal?

–Si no mal recuerdo, fueron cuatro elementos de la policía (estatal); incluso, uno de los elementos de la policía estaba grabando todo.

–Esto parece una disputa de poder (entre el grupo del gobernador, Alejandro Murat, y un grupo que es vinculado con el expresidente del Poder Judicial, Alfredo Lagunas)

–Pues pareciera, pero afortunada o desafortunadamente, nosotros ahí no tenemos nada que ver; han manejado y, ahora, una de las preguntas era en ese sentido: Si así fuera, ¿yo qué tendría que estar haciendo aquí? estuviéramos allá, tranquilamente, sin mayores problemas, pero estamos acá. Desafortunadamente esta parte es la que han querido vender para generar esa duda, esa desconfianza y que se diga que nosotros estamos en ese sentido.