Obtiene Congreso de Oaxaca ampliaciones presupuestales por más de 106 mdp

Las ampliaciones presupuestales obtenidas por el Congreso de Oaxaca alcanzaron los 106 millones de pesos al cierre del segundo trimestre de 2019, con lo que el presupuesto de los legisladores oaxaqueños para el actual ejercicio fiscal pasó de 402 millones 269 mil pesos –monto aprobado en diciembre de 2018– a 508 millones 949 mil pesos, sin contar los gastos del Órgano Superior de Fiscalización (OSFE).

 

De acuerdo con información divulgada por el propio OSFE, entre enero y marzo de este año la Secretaría de Finanzas autorizó una ampliación por 50 millones 680 mil pesos y, posteriormente, entre abril y junio, una más; ahora, por 48 millones de pesos.

 

La entidad fiscalizadora agregó que hasta junio pasado, la Cámara de Diputados de Oaxaca había erogado 316 millones 300 mil pesos; es decir, un gasto mensual promedio de 52 millones 716 mil pesos, con un remanente por cobrar de 316 millones 300 mil pesos.

 

Este gasto de más de 50 millones de pesos mensuales fue documentado a pesar de que la nómina conformada por los 42 legisladores que integran la actual 64 legislatura es de un millón 680 mil pesos (40 mil pesos para cada uno de los representantes populares), lo que debería ser, en teoría, el gasto más oneroso para el Congreso local.

 

Es de recordar que hace tres semanas, un grupo de legisladores de Morena, precisamente los que mantienen una confrontación con su líder, Laura Estrada, promovieron un punto de acuerdo para exhortar a la Auditoría Superior de la Federación a auditar los recursos ejercidos por las pasadas 62 y 63 legislaturas, pero también a la actual, 64 legislatura.

 

Sin embargo, la propuesta fue desechada por la Junta de Coordinación Política, con el argumento de que los oficios enviados por el órgano fiscalizador para atender requerimientos de información, habían sido respondidos en tiempo y forma.

 

Asimismo, desde hace al menos tres legislaturas, los diputados oaxaqueños han sido acusados de disponer de presupuestos exorbitantes año con año, que, incluso, en 2018, al cierre de la 63 legislatura, rebasaron los 900 millones de pesos sin que exista la certeza de cuál fue el destino del dinero.

 

En ese mismo periodo, los representantes populares han sido señalados de recibir “bonos económicos” para avalar leyes para favorecer al Poder Ejecutivo.

 

 

A favor de auditorías

 

“Sí, no tiene por qué no verse viable porque, al final de cuenta, si ejercimos recurso público, se puede realizar (la auditoría); únicamente que existe un procedimiento, una planeación de los órganos que auditan. Ellos (los diputados que demandan auditorías) tienen que buscar el esquema de que, en su momento, estos órganos puedan incluir la auditoría al Congreso del Estado”, comentó, al respecto, la diputada del PAN, María de Jesús Mendoza.

–Han habido constantes señalamientos públicos  sobre el gran recurso que maneja al Poder Legislativo. La 63 legislatura en su último año manejó más de 900 millones de pesos… parecen gastos exorbitantes…, se le consultó.

–Yo no puedo asegurar si ejerció ese recurso la legislatura (pasada); yo desconozco cuánto hayan ejercido, pero si es así, sí es una cantidad exorbitante, admitió.

–¿A qué cree que se pueda haber debido (tal cantidad de gasto)?

–Para mi consideración hay responsabilidad por parte de la Secretaría de Finanzas, porque se supone que pone un presupuesto, y (quizá) puede variar en un cinco, ocho o 10 por ciento, (pero) si la Secretaría de Finanzas le autorizó más recursos al Congreso de Oaxaca en esas legislaturas, hay responsabilidad también del que estuvo como Secretario de Finanzas porque no debió ser (así). Se supone que ya hay un presupuesto, una proyección del gasto, y sobre eso se debe de ir, y no tiene por qué dispararse de un año a otro.

–Se podría interpretar como amarres políticos entre el Ejecutivo y el Legislativo, al menos en esos años?

–Si existiera ese incremento, claro que sí. Ahí hubo algo. No puedo decir del Ejecutivo porque, al final, no es el responsable del manejo, pero debe de justificarse y probarse en qué se utilizó ese recurso y que sea para la productividad del Congreso; para mí, yo considero que estuvo mal si es que existen (las ampliaciones presupuestales).

La legisladora no se pronunció sobre el incremento en las asignaciones de la 64 legislatura, a la que pertenece, pero sí indicó que, desde su apreciación, los actuales diputados locales buscan hacer un mejor uso de los recursos.

 

Antecedentes

 

Diputados que integraron las 62 y 63 Legislatura del Congreso de Oaxaca entre los años 2013 y 2018, gastaron 4 mil 284 millones de pesos, mil 482 millones de pesos más de los que les había sido autorizados en el Presupuesto de Egresos de los años respectivos, sin que hasta la fecha se tenga la certeza de cuál fue el destino de estos recursos.

No sólo eso, sino que en cinco años, los 42 diputados que integraron el Poder Legislativo local duplicaron sus gastos, al pasar de 466 millones 678 mil pesos, en 2013 –un cifra que en aquel entonces ya era considerada por encima del costo real del Congreso–, a 924 millones 986 mil pesos en 2018, al término de la pasada 63 legislatura. Las cifras no contemplan los recursos que fueron enviados a la Auditoría Superior del Estado (ASF); hoy, Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE).

En la sesión ordinaria del pasado 28 de agosto, el diputado de Morena, Pável Meléndez, pidió auditar los recursos que ejercieron las dos pasadas legislaturas a fin de comprobar que, en realidad, existió una correcta utilización del presupuesto; sin embargo, la presidenta de la Jucopo, Laura Estrada, y líder de Morena, se opuso a que la petición fuera subida al Pleno.

Es de mencionar que, en la actualidad, al menos dos personajes que entre 2013 y 2018 ostentaron el cargo de diputados, hoy fungen de nueva cuenta como representantes populares: Alejandro Avilés Álvarez, líder de la Jucopo en 2013 (hoy también líder del PRI), y la morenista Hilda Pérez Luis, integrante de la 63 legislatura.

Una revisión hecha a las cuentas públicas del Poder Ejecutivo del Estado, que son “revisadas” y aprobadas por el Congreso, estableció que en 2013, último año de la 61 Legislatura, el presupuesto aprobado para los diputados fue de 466 millones 678 mil pesos, pero terminaron por gastar 586 millones 651 mil pesos, un sobrejercicio de 120 millones de pesos.

En 2014, el monto inicial aprobado para la naciente 62 Legislatura, considera la más improductiva de la historia de la entidad, fue de 329 millones 990 mil pesos, pero, al final, erogó 619 millones 988 mil pesos, una diferencia de 290 millones de pesos; es decir, los legisladores prácticamente duplicaron sus recursos.

Un año después, en 2015, los diputados obtuvieron un presupuesto de 605 millones de pesos; sin embargo, aunque aquel monto se equiparaba a los gastos reportados durante 2013 y 2014, la Jucopo pidió un nuevo incremento, ahora de 90 millones de pesos, para hacer un monto final ejecutado de 695 millones de pesos.

Y continuó el despilfarro: en 2016, último año de la 62 legislatura, el Poder Ejecutivo volvió a autorizar un presupuesto de 605 millones de pesos; no obstante, al final del año, los legisladores se gastaron 721 millones 288 mil pesos, 116 millones de pesos de más.

En 2017, primer año de la 63 legislatura, en la que hizo su aparición la fracción de Morena, los representantes populares de Oaxaca recibieron un presupuesto de 397 millones 297 mil pesos, pero terminaron por gastar 738 millones 954 mil pesos (341 millones 657 mil pesos de más).

Finalmente, en 2018, último año de la legislatura pasada, los recursos aprobados para el Congreso local fueron de 397 millones 297 mil pesos; no obstante, terminó por erogar 924 millones 986 mil pesos, más del doble del presupuesto que les había sido calendarizado.

Next Post

Tribus de Morena pactan tregua ante elección de nueva dirigencia

mar Sep 17 , 2019
El delegado especial de Morena, Ericel Gómez Nucamendi, sostuvo que las tribus que coexisten al interior de aquel instituto político –aunque estatutariamente no deberían existir–, incluidas las que encabezan Nancy Ortiz y Salomón Jara, han acordado una tregua con el objetivo de que ningún líder quede fuera del proceso de […]