Amagan en Oaxaca con exhumar y enviar a fosa común cadáver de ‘paciente cero’ de H1N1

El municipio de Oaxaca de Juárez, amagó con exhumar y enviar a una fosa común el cadáver de la primera víctima mortal a nivel mundial de la pandemia de influenza H1N1, que yace desde abril de 2009 en el Panteón Jardín.

Familiares de la extinta, que en vida respondió al nombre de Adela María y cuyos análisis fueron los que le permitieron al gobierno de Canadá confirmar hace 10 años la existencia de una nueva cepa del virus de la influenza lo que se tradujo en una alerta generalizada en todo el mundo, denunciaron que funcionarios del ayuntamiento capitalino, emanado de Morena, les han solicitado 28 mil pesos para permitir que los restos de la mujer permanezcan en aquel cementerio.

Lo anterior, a pesar de que tras la muerte de la paciente, ocurrida el 13 de abril de 2009, cuando tenía 38 años de edad, el gobierno estatal, entonces encabezado por el priista Ulises Ruiz Ortiz, le prometió a los deudos una casa, becas para el estudio de las tres hijas que Adela María dejó en la orfandad, así como la perpetuidad en el cementerio donde fue enterrado su cadáver; esto último, después de que el ayuntamiento de Santa Lucía del Camino, de donde era originaria, se negó a que el cuerpo fuera inhumado en alguno de los panteones situados en su jurisdicción.

Las primeras dos promesas que el gobierno incumplió fueron el otorgamiento de la vivienda y las becas de estudios para las hijas de la víctima, acusó la familia. Finalmente, a 10 años de ocurridos los hechos, pretenden, ahora, exhumar el cuerpo.

“Se comprometieron y se hicieron ojo de hormiga; no se volvieron a ver (los funcionarios). Nos prometieron que todo iba a estar bien, que se iba a resolver todo y no hicieron nada. Ahora, que me están diciendo que ya la quieren sacar después de 10 años, cuando yo pensé que todo estaba en regla, que tenía la perpetuidad y resulta que no, (cuando) eso fue lo que me prometieron los del gobierno”, lamenta José Luis, esposo de Adela María.

“Nada de eso ha llegado”, reitera.

El hombre recuerda, en entrevista, que la mujer permaneció internada durante cuatro días, grave y sin atención especializada, en el Hospital Civil “Aurelio Valdivieso”, debido a que Adela María enfermó durante el puente vacacional de Semana Santa.

José Luis añade que su cónyuge arribó al nosocomio el nueve de abril con fiebre e insuficiencia respiratoria y a pesar de ello, el personal les pidió que permanecieran en la sala de espera, donde la paciente se desmayó. Nunca más la volvió a ver con vida.

“Primero la llevé a una clínica particular. La doctora me dijo que tenía poca oxigenación; sus uñas las tenía moradas y sus ojos evidenciaban que tenía poca respiración, y me dijo que la tenía que trasladar al Hospital Civil, donde tenían los aparatos necesarios.
“Llegamos al Hospital Civil como a las 11 de la mañana (del jueves nueve de abril de 2009); después, me dijeron que no la podían atender y que se esperara; se sentó. Me salí a traer un bote con agua porque (ella) tenía sed y cuando regresé ya no la encontré; ya la habían metido porque me dijeron que se desmayó. A partir de ese momento yo ya no le volví a ver sus ojos. Todo el tiempo la tuvieron anestesiada”.

El relato continúa: “Me dijeron que los doctores estaban de vacaciones (el jueves). Viernes, empecé a exigir atención y me dijeron que (los especialistas) estaban de vacaciones, pero que estaban los médicos de guardia. Sábado, otra vez. Me mandaron a hacer unos análisis; fui, regresé y tuve que llevar a un neumólogo particular porque ya me habían espantado porque no reaccionaba, que le estaban poniendo medicamentos y que no había reacción y, al contrario, que seguía empeorando.

“Domingo, volví a insistir para que le hablaran a los doctores, a los neumólogos del hospital. Cuando llega el neumólogo me dice que hay un problema de influenza, algo que apenas iba a estallar o que le habían comentado que iba a estallar y que ese era el ‘caso cero’ y que era necesario que se pusiera en alerta todo el hospital. De ahí comenzaron a alertar a todo México”.

–¿Estuvo tu esposa tres días sin atención médica (especializada) hasta que tú llevas a un neumólogo?

–Si, pero el neumólogo ya no me dio opción porque me dijo que estaba muy delicada, que era más peligroso sacarla, que mejor la dejáramos ahí, pero ninguno de los especialistas del hospital llegaba hasta que el domingo llegó el neumólogo (del Hospital Civil) y dijo que necesitaba un tratamiento porque era algo desconocido para ellos; mandaron a llamar al ia hacerle la epidemiólogo y me dijo que era el principio de una epidemia, de H1N1.

>El lunes se hizo todo lo necesario: se le tuvo que hacer una biopsia, pero en ese momento me dijeron que ya había fallecido, alrededor de las tres de la tarde, pero que era necesaría la biopsia para mandarla a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a otras instituciones para que vieran de qué se trataba.

Ante los amagos por parte de las autoridades de Oaxaca de Juárez, los deudos han intentado sostener una audiencia con el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, a fin de solicitarle la perpetuidad del espacio que los restos de Adela María ocupan en el Panteón Jardín, toda vez que no cuentan con recursos para sufragar aquel gasto y porque fueron las propias autoridades las que, en su momento, les hicieron tal ofrecimiento.

Sin embargo, los intentos de las víctimas han sido infructuosos, pues, durante tres semanas, lo más que han logrado es entrevistarse con los enlaces de la oficina del edil emanado de Morena; primero, con Alejandro López, y luego, con Omar Rojas; éste último, el jueves 21 de noviembre, canalizó a los deudos con un servidor público que se identificó como Neftalí Mendoza, jefe de Departamento de la Dirección de Gobierno, quien dijo que no podía resolver nada, pues su petición había sido remitida a la Dirección de Servicios Municipal, que aún no formulaba su respuesta.

Mendoza estimó que el gobierno municipal de Morena podría tener una respuesta la tarde del viernes 22 de noviembre.

El nuevo peregrinar parece largo para la familia de Adela María, justo en la temporada en la que han comenzado a ser detectados nuevos casos de la enfermedad que le quitó la vida a la mujer de 38 años.

Next Post

Recibió gobierno de Oaxaca más de 50 mil mdp para obra social

vie Nov 22 , 2019
Durante los primeros nueve meses de este año, la Secretaría de Hacienda envió a Oaxaca un total de 50 mil 790 millones de pesos como parte de los recursos que le fueron autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 y que debieron haber sido utilizados, entre otros […]