Sin el vital líquido ni alimentos, así sobreviven  la pandemia en Palomares, Oaxaca

*Los días se tornan más crueles en la pandemia, porque no se cuenta con agua potable, ni empleo y  ahora sin alimentos.

Habitantes de la comunidad de Palomares perteneciente al municipio de Matías Romero Avendaño, en plena pandemia están siendo severamente afectados por la falta agua potable. Y es que a pesar de ser una de las agencias más grandes e importantes del municipio, no están siendo atendidos por los diferentes niveles de gobierno, quienes solo han reducido sus indicaciones a decirle a los ciudadanos “quédate en casa”. 

Las familias expresan que existe angustia en sus hogares debido a que después de 50 días de confinamiento, se han quedado sin empleo e ingresos para sostener a sus hijos, cuestión que se agrava más porque ni siquiera cuentan con el vital líquido para seguir las recomendaciones sanitarias.

En entrevista, Alfredo Pacheco, habitante de la comunidad mencionó, “llevamos algunos días sin agua ¿Cómo nos lavamos las manos? ¿Con qué nos bañamos? Necesitamos lavar nuestros trastes y la ropa de nuestros niños, las personas que no contamos con pozo o con recipientes suficientes para almacenar agua ¿Qué hacemos? En estos momentos la gente necesita de este servicio básico y ni el gobierno municipal, estatal y federal han movido un solo dedo para resolver este problema, solo nos han pedido quedarnos en casa, pero si no nos dan lo necesario no es posible hacer caso” 

Los vecinos de Palomares, han manifestado su inconformidad ante la falta de agua potable y han buscado alternativas para ser escuchados, un ejemplo es que acudieron a la agencia municipal a pedir que abra las entradas de agua, pero sus peticiones han sido negadas en su totalidad, lo que ha creado más inconformidad entre la población,  pues en sus protestas se ha escuchador decir que no hay motivo para negarles el líquido vital que por derecho les corresponde, y más ante una contingencia de sanidad.

José Antonio Hernández Olivera, activista del Movimiento Antorchista en la región del Istmo,  señaló que, “día con día mucha gente ha salido a trabajar, con la esperanza de llevar algo a sus hogares para generar recursos y alimentar así a su familia, que en estos momentos no solo le temen al Covid-19 sino a morir de hambre y no contar con los servicios básicos para estar plenamente sanos y seguir viviendo”.

Por último, el activista social hizo énfasis en que  los Antorchistas están exigiendo a nivel nacional que el gobierno federal y estatal entregue a los que más lo necesitan, despensas y kits de limpieza, sin embargo, lo único con lo que se han encontrado es con un gobierno insensible. 

“Nosotros como antorchistas organizados hemos sido portavoz del pueblo para que los diferentes niveles de gobierno pero principalmente el federal, atienda las necesidades del pueblo, sin embargo solo nos hemos encontrado con un gobierno que hoy le da la espalda a quienes juró atender primero”, finalizó Hernández Olivera.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin