Ex edil de San Mateo del Mar rechaza haber liderado grupo que asesinó a 15 personas

Camerino Dávalos Larrinzar ex munícipe de San Mateo del Mar y acusado por el actual edil, Bernardino Ponce Hinojosa, de haber sido uno de los cabecillas del grupo que el domingo por la noche asesinó a 15 habitantes de la agencia de Huazantlán del Río, rechazó tales imputaciones, al afirmar que desde antes de aquellos hechos, él ha permanecido en el municipio de Juchitán de Zaragoza debido a que uno de sus familiares padece Covid 19.

En entrevista, Dávalos sostuvo, incluso, que desde hace un año huyó de San Mateo del Mar, luego de que miembros de su familia fueron secuestrados a raíz de las pugnas políticas que predominan en esa municipalidad del estado.

“Eso comentan (sobre mi participación en el ataque), pero (el día de los hechos) no me encontraba en ese lugar. (Estoy en) Juchitán de Zaragoza porque tengo a un familiar con Covid 19”, sostuvo Dávalos el pasado 22 de junio, un día después de los asesinatos.

“Llevamos casi cinco o seis días acá y por eso estuve en ese lugar; de hecho ya tiene tiempo que no vivo ahí. Ya será casi el año desde que (me salí de San Mateo del Mar). En 2017 esa misma organización (el grupo afín al edil) secuestró a mi hija; hubo problemas en 2017, tomaron fotos de mi casa, secuestraron a mi hija casi seis horas con otros niños y de eso también tenía conocimiento la Secretaría General de Gobierno. A consecuencia de eso, mis hijos y mi esposa decidieron salir de ahí. Llevan años que ni en la asamblea participo”, afirmó.

Dávalos también deslindó de los hechos a su hermano, Pedro Dávalos Larrinzar, quien, afirmó, tampoco se encontraba en el lugar, a pesar de los señalamientos directos que también recaen sobre él de parte del Ayuntamiento.

“No estaba yo ahí, y no se vale que me involucren. Una cosa es que tengan broncas entre ellos y otra que estén mencionando mi nombre. Estoy pasando una situación grave en el hospital, con mi familiar a punto de fallecer, y molesta”, reiteró.

–¿Y su hermano?, también lo señalan.

“No, tampoco mi hermano está ahí (en San Mateo del Mar). Se les hace fácil agarrar el nombre de quien sea y ponerlo. Son gente de fuera la que hace eso. Hay una organización que está metida ahí en la comunidad, pero está formada por gente foránea, gente de Oaxaca.

“No sé cómo se llama, pero eso comentan; organización de la delincuencia”, aseguró.

El lunes pasado, horas después del ataque ocurrido en Huazantlán del Río, el Ayuntamiento de San Mateo del Mar, encabezado por Bernardino Ponce, emitió un comunicado, a través del cual acusó a Camerino y Pedro Dávalos, de ser dos de las seis personas que lideraban al grupo que atacó con piedras, palos y machetes a varios ciudadanos que efectuaban la toma de la agencia municipal.

De acuerdo con el Cabildo, algunos de los hoy extintos fueron quemados vivos por la turba, que, según sus aseveraciones, fue encabezada por como Camerino Dávalos Laminzar, Pedro Dávalos Laminzar, Laura Fiallo Sandoval, Marcelino Ramírez Nolasco, Iván Mateos López y José Luis Chávez Salinas.

–¿Cuál sería su llamado a las autoridades estatales y federales?

–Que ya atiendan el tema; de verdad, estos problemas que están sucediendo en la comunidad es negligencia del gobierno estatal; Héctor Anuar Mafud (titular de Segego) ya tiene conocimiento; no de ahora, desde 2017 cuando secuestraron a mi hija y secuestraron a niños, él tuvo conocimiento.

>Ahora, el fallecimiento que el tres de mayo hubo en Huazantlán (en otra disputa entre grupos antagónicos) también les informaron a ellos (a las autoridades); tienen conocimiento y no sé por qué no lo atienden, de verdad. No sé cuál es el problema, que no lo pueden resolver”.

Camerino Dávalos afirmó que procederá legalmente en contra de quienes lo acusan de haber orquestado la agresión del 21 de junio.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin