Oaxaca registra 67 hechos violentos al interior de sus centros penitenciarios en los últimos seis años

En seis años – de 2013 a 2018 – en el interior de los centros penitenciarios de Oaxaca se registraron al menos 67 hechos violentos; del 1 enero al 30 de junio de 2019 no se reportó ninguno, de acuerdo con el Violentómetro Penitenciario realizado por la organización AsiLegal.

El año en que ocurrieron más incidentes fue en 2017, cuando se reportaron en medios locales y nacionales 32 hechos violentos al interior de los penales; le siguen 2015 con 10, 2016 con nueve, 2013 con ocho, 2014 con cinco y 2018 con tres.

Uno de los casos registrados en 2017 ocurrió en Matías Romero cuando el director del penal, Wilfrido Cruz Gutiérrez, fue retenido por internos que demandaron su cambio. Al parecer, no se trató de un motín, sino de una protesta ante “una actitud arrogante” de Cruz Gutiérrez.

El segundo hecho fue en el penal de Miahuatlán cuando se fugan dos internos. Los custodios iniciaron la búsqueda de los reos y detectaron que los barrotes en el área del baño en sus celdas estaban dañados, por lo que se intensificó la búsqueda en las alcantarillas, sin resultado.

Mientras que en 2018 se presentó la huelga de hambre en el penal femenil de Tanivet para exigir la destitución de la directora, a quien acusaron de abuso de poder y prepotencia; el segundo en el penal de Miahuatlán cuando un grupo de aproximadamente diez internos retienen a al menos seis custodios, quienes en una revisión encontraron droga, lo que provocó el hecho.

Un tercero ocurrido ese año fue en el penal de Pochutla con la fuga de dos internos durante el traslado a juzgados, tras búsqueda fueron localizados y nuevamente detenidos.

AsiLegal explica que el Violentómetro Penitenciario es una herramienta digital que compila y analiza datos provenientes del “Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria”, publicado por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) y datos encontrados tras un monitoreo de noticias en medios locales y nacionales sobre violencia dentro de los Centros del país.

Este trabajo se realizó durante más de seis meses por el equipo de voluntarios de esta organización.

“De esta manera, se generaron 7 mapas de la República Mexicana que comprenden desde 2013 hasta junio de 2019, mismos que delinean la precaria situación que enfrenta el sistema penitenciario mexicano”.

Entre sus conclusiones destaca que la investigación permitió dar cuenta de las discrepancias entre la información oficial y las graves fallas en las que incurren los medios de comunicación al informar sobre estos hechos.

Explica que en primer lugar, no hay una correspondencia constante entre lo registrado en el “Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria Nacional” y lo publicado en medios comunicación; segundo, existen reportes de violencia en medios de comunicación que no son reflejados en los datos oficiales, y; tercero, persiste un trato mediático a los incidentes, amarillista y poco respetuoso de los derechos humanos, que incentiva la estigmatización de la población privada de libertad sin analizar o brindar razones por las cuales este tipo de incidentes de violencia suceden.

“El Violentómetro Penitenciario busca apoyar a personas dedicadas a la investigación, periodismo, academia y estudiantes que busquen comprender una de las deficiencias más alarmantes del Sistema de Justicia en materia de derechos humanos: los incidentes de violencia”.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin