Costa de Oaxaca, red de corrupción y despojo ilegal de terrenos comunales

Por Deimos Sánchez /

Las paradisíacas playas de Puerto Escondido, no sólo se han convertido en uno de los mejores atractivos turísticos de la costa oaxaqueña, sino también en un destino económico donde impera la corrupción en la venta ilegal de tierras comunales a través de la especulación inmobiliaria.

Playas de municipios oaxaqueños como Colotepec, Tututepec y San Pedro Mixtepec, se han convertido en una mina de oro para inmobiliarias que operan en contubernio con las mismas autoridades de los bienes comunales quienes a través de una red de defraudadores, invaden terrenos baldíos y sacan actas de posesión apócrifas al por mayor, para luego, despojar a sus dueños y revender los terrenos.

Los predios que invaden estos grupos, son los que tienen mayor plusvalía, principalmente los que se encuentran en la franja costera, es decir, a orilla de playa los cuales se ofertan en cantidades exorbitantes que superan varios millones de dólares en el mercado internacional.

En la lista de los beneficiarios figuran familias de políticos, integrantes de la farándula, hasta autoridades de los Bienes Comunales a quienes poco les ha importado el profundo daño social de las comunidades, desplazando a miles de habitantes excluidos de sus propiedades.

Ante esta problemática ESTAD20, realizó un recorrido en esta zona turística y constató que las añejas prácticas de “hacerse” de terrenos con actas de posesión falsas, continúan, al menos en el municipio de Colotepec.

RED DE CORRUPCIÓN ALCANZA A LOS BIENES COMUNALES

La obtención de actas de posesión ilegal, es cosa común en este paradisiaco puerto oaxaqueño, en donde los especuladores inmobiliarios se adueñen de grandes extensiones de tierras, a través de una red de corrupción que opera en la zona en donde están inmiscuidas autoridades de los bienes comunales.

El “modus operandi” de esta red es detectar terrenos que no están habitados, pero que, sin embargo, tienen dueños, rellenan actas falsas y ocupan la firma de cuando fue comisariado don Justo Salvador Maldonado en los 90´s, es decir, han revivido en varias ocasiones al falsificar la firma del finado.

De acuerdo a los testimonios de los vecinos y de algunas familias que fueron víctimas de este fraude, descubrieron que detrás de toda esta corruptela se encuentra el actual secretario de los Bienes Comunales, Rigoberto Vázquez Galván, quien a través de sus cómplices Rufino y María Elena Villavicencio, vecinos de la “Colonia Tamarindos”, de Santa María Colotepec promueven varios terrenos en esta colonia

Mismos, que a través de un supuesto asesor agrario de nombre Rigoberto Manuel Vásquez Benítez, expiden actas de posesión apócrifas a nombre de otros, para después apoderarse de los terrenos.

Pero esto no termina ahí, sino que además genera una problemática entre los primeros dueños y los nuevos compradores quienes argumentan que todos cuentan con actas de posesión legales avaladas por el Comisariado de Bienes Comunales.

De acuerdo a documentos en poder de este medio informativo, las actas de posesión originales datan de los años de 80´s y 90´s cuando estos predios fueron lotificados, en la época de don Justo Salvador Maldonado, sin embargo, los nuevos dueños que adquirieron este tipo de terrenos con actas de posesión del año 2017 se mantienen en la ilegalidad, es decir fueron defraudados.

EL NEGOCIO REDONDO DE LAS INMOBILIARIAS

La ambición por parte de las autoridades comunales y municipales de Santa María Colotepec debido a la alta plusvalía que alcanzan las parcelas en esta zona de urbanización turística, han dejado que las inmobiliarias como “RE/MAX Lifestyle Realty”, “Zicatela Propierties”, “Real State”, y una página de internet denominada “Vivanuncios.com.mx”, entre otras, operen libremente y en la impunidad para obtener beneficios de estos.

Algunas de estas empresas dedicadas a promover este tipo de terrenos, tienen tabulado el metro cuadrado desde un mil 500 hasta 5 mil 500 pesos el metro, precios al alcance de grandes inversionistas o extranjeros, quienes al adquirir una propiedad no se les otorgan escrituras, sino una carta de posesión que puede ser apócrifa o reconocida por Bienes Comunales de Santa María Colotepec, a cambio de una fuerte suma de dinero; el precio de un papel de éstos, oscila entre 10 mil hasta 100 mil pesos, Según la denuncia de las víctimas.

Rigoberto Vázquez Benítez, es el nombre que más resuena en este destino turístico recordado como el personaje más nefasto y corrupto quien han despojado terrenos en colonias afamadas y en crecimiento como la Tamarindos, Brisas de Zicatela y Santa María, todas cerca de playa Zicatela, denunciaron los colotepenses.

Además, la anterior administración de los bienes comunales que presidió Bonifacio Ruiz Jiménez no estuvo exenta de estas viejas prácticas, pues mostraron su ambición al iniciar la venta de terrenos y espacios libres en esa zona considerada “de alta plusvalía”.

FAMILIARES DE POLÍTICOS SE ADUEÑAN DE GRAN PARTE DE LA COSTA

Otro ejemplo de las irregularidades en la que se ha incurrido para la apropiación de tierras comunales es el caso de la familia Sodi, vinculados a los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN), mismos que tienen prácticamente comprada toda la zona costera de Colotepec, de San Pedro Mixtepec y gran parte de la costa de Tututepec; es además propietaria del complejo turístico Costa Cumana, según revela un informe de la organización civil Ecosta.

La Organización No Gubernamental (ONG) también detalla que la actriz Rosa Gloria Chagoyán “Lola la Trailera”, construyó en Manialtepec una barda para dividir su propiedad, con ello, se impidió a los habitantes el paso al río, propiedad federal.

DESPOJO, DESDE 1970

La problemática de tierras en Puerto Escondido inició de 1970 cuando el Gobierno Federal expropió 1 mil 329 hectáreas gracias a la disputa agraria entre los municipios San Pedro Mixtepec y Santa María Colotepec, esto para permitir la inversión privada y el desarrollo de complejos turísticos

Sin embargo, esta problemática se agudizó en el año de 1986-1987, justo en el sexenio del gobernador Heladio Ramírez López, uno de los principales interesados en despojar a los comuneros de Santa María Colotepec, en el polígono de Zicatela para vender las tierras a una cadena de empresas japoneses, afirmó Hilario Ruiz Ortiz ex comisariado de bienes comunales de esta demarcación.

Heladio Ramírez López, estaba cegado de ambición y de poder, quería a toda costa despojar alrededor de 18 mil hectáreas propiedad de los comuneros colotepenses, el único interés que tenía el ex gobernador, era que Puerto Escondido creciera económicamente pero sólo para beneficio de su gobierno, sin importar el desarrollo social de sus habitantes, lamentó Ruiz Ortiz

Nunca tuvo alternativas para que los comuneros tuvieran una vivienda digna a cambio de sus tierras, a él no le importaba la vida de los pobladores, para él era mejor que vivieran en el cerro como “chivos” bajo un árbol”, así lo decía, afirmó.

“Después de que no me preste a sus actos de corrupción y ambición, años más tarde el ex gobernador optó por meterme a la cárcel de San Pedro Pochutla, acusándome de una serie de irregularidades que nunca había cometido, entre ellas, venta ilegal de terrenos, fue así como logró su cometido en contubernio con Filadelfo Villafañe Gómez quien estuvo antes que yo de comisariado de bienes comunales”.

Fue así como el gobierno de Heladio Ramírez López, se apoderó con engaños las tierras comunales en el polígono de Zicatela, sin embargo, después de 1990 los comuneros de Colotepec junto con don Justo Salvador, rescataron parte de las tierras y lotificaron cada predio para repartirles a cada uno de sus comuneros afectados, concluyó don Hilario Ortíz.

Next Post

Morena y Partido Verde buscan privatizar el sector de la basura; protestan contra esta iniciativa

dom Jul 5 , 2020
Los senadores de Morena y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ricardo Monreal y Raúl Bolaños, presentaron dos iniciativas de ley para privatizar todo el sector del manejo de la basura y de las actividades directas e indirectas relacionados con los residuos sólidos urbanos. Las iniciativas provocaron la inconformidad […]