Podría México tardar hasta cinco años en superar crisis económica

La Comisión Economía, Comercio y Competitividad del Congreso federal se reunió con representantes del sector automotriz para conocer la situación de esta industria en el marco de la reactivación económica en México y su principal socio comercial, los Estados Unidos, frente a la pandemia por COVID-19.

El presidente de la instancia legislativa, Fernando Galindo Favela, destacó que México tiene la caída económica más grande de su historia y que la reducción del Producto Interno Bruto (PIB) estará por arriba del 10 por ciento. “Cuando hay panoramas así, la economía de un país normalmente tarda cinco años en salir adelante y regresar al punto en donde estaba”.

Se pronunció por ser creativos y buscar alternativas a fin de dinamizar a través de un sector tan importante como el automotriz, que genera el 3 por ciento del PIB y alrededor de 1.9 millones de empleos.

En septiembre, dijo, hay una oportunidad importante en la Cámara de Diputados con el paquete económico y que más allá de otorgar apoyos directos se puedan implementar esquemas extrafiscales de respaldo al sector, apoyos de capital semilla a través de la Banca de Desarrollo, así como esquemas de financiamiento.

Cuestionó si la industria está preparada con la entrada en vigor del Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá, particularmente en el tema de reglas de origen; si afectará o no y si se está listo. Además, preguntó en qué consistiría ese apoyo fiscal que se solicita.

Por su parte, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), precisó que al cierre del primer semestre del año esta industria refleja una caída del 32 por ciento en las ventas de vehículos ligeros, comparada con el mismo periodo de 2019. Se pronostica que el mercado de vehículos ligeros tenga una baja a finales de año que puede rondar en 30 por ciento y para los pesados podría estar cercana al 40 por ciento.

Por ello, dijo, se requiere un programa de fortalecimiento del mercado interno automotor, dado que no es únicamente un impulso a las empresas y a los trabajadores que conforman este sector, sino que tiene un efecto positivo en más de 120 ramas de la industria y del comercio. Advirtió que “necesitamos eliminar el efecto negativo de la internación de los vehículos usados provenientes de Estados Unidos”.

Mencionó que durante el bimestre abril-mayo, en lo que corresponde a distribución de vehículos, hubo una disminución aproximada del 3 por ciento de la planta laboral, lo que representa casi cuatro mil empleos que tuvieron que ser disminuidos en la red de distribuidoras. Las entradas a talleres descendieron 60 por ciento; las ventas de vehículos nuevos se redujeron 50 por ciento. De no hacer nada, tendremos que esperar hasta el 2024-2025 para recuperar los niveles de demanda que se tuvieron en 2019, apuntó.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin