Contratos con empresas fantasma y obras ya realizadas en los proyectos de inversión del Gobierno de Murat

El diputado local César Morales Niño informó que se detectaron contratos con obras fantasma y obras públicas ya realizadas por autoridades municipales e incluso por el propio gobierno estatal, en los proyectos de inversión del gobernador Alejandro Murat Hinojosa que corresponden a la deuda pública de 3 mil 500 millones de pesos.

De acuerdo con el legislador del Partido del Trabajo en la 64 Legislatura del Congreso del Estado, las licitaciones de los Proyectos de Inversión Pública se pretenden realizar con empresas que no cuentan con un domicilio fiscal cierto y verificable, o que presentan irregularidades ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Asimismo, que las obras contenidas en la bolsa principal ya se han realizado previamente por el municipio, por el mismo gobierno estatal o incluso con la participación de la Federación.

“Estas circunstancias son graves y fomentan la corrupción, porque sí son empresas fantasmas o con irregularidades, resulta obvio pensar que las obras no se realizarán físicamente, las empresas desaparecerán llevándose el dinero público”, denunció.

Por otra parte, agregó, si son obras que ya fueron realizadas con anterioridad por la Federación o por lo Municipios, obviamente se desviarían los recursos previstos para dicha obra por parte del Gobierno Estatal, porque se comprobarían recursos con obras ya realizadas.

Un ejemplo es que se encuentra autorizada en la cartera de proyectos de inversión a ejecutarse con recursos del Decreto 809, la obra Rehabilitación del sistema de agua potable en la localidad de San José el Chilar, Municipio de San Juan Bautista Cuicatlán, con un costo de más de seis millones de pesos; sin embargo, esa obra ya fue ejecutada con recursos municipales.

“Es decir, el Gobierno del Estado tiene contemplada la ejecución de una obra que ya existe, lo cual es sumamente grave”.

César Morales explicó que el Congreso local aprobó en octubre de 2019 el Decreto 809, por el cual se autoriza al Gobernador del Estado contratar deuda pública por un monto de hasta 3 mil 500 millones de pesos, para obras públicas que iniciaron el pasado martes.

En el artículo Vigésimo de dicho Decreto, quedó inscrita la obligación de optar por empresas contratistas consolidadas, cuyo domicilio fiscal sea del estado, para la ejecución de proyectos productivos e infraestructura social, con la finalidad de detonar la economía de las empresas oaxaqueñas.

Por lo cual, dijo, es necesario que el Gobernador del Estado instruya a los integrantes del Comité Ejecutivo de Seguimiento al Ejercicio de los Recursos Destinados a los Proyectos de Inversión Pública autorizados en el Decreto 809, comprueben y supervisen que las empresas ganadoras de las licitaciones de las obras del financiamiento tengan domicilios físicos en territorio oaxaqueño, para evitar la contratación de empresas inexistentes o fantasmas, que no garanticen la realización de la obra.

Asimismo, que depuren el listado de Proyectos de Inversión Pública contenidas en la bolsa principal, pero que ya fueron realizados por los ayuntamientos, el estado o la Federación y sean sustituidas por las obras contenidas en la bolsa contingente.

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin