Gildardo Mota, convicción por el periodismo independiente

Por Deimos Sánchez/

“Me queda claro que para los integrantes en el poder, vale más un periodista muerto que vivo”, una frase que citaba Gildardo Mota Figueroa, tras un largo andar en el periodismo, su amado oficio que ejerció desde los 20 años de edad.

Mota Figueroa periodista, falleció la madrugada de este domingo 26 de julio a las 02:40 de la madrugada, tras complicaciones en su salud derivado de la diabetes que padeció.

Su nombre completo, Daniel Gildardo Mota Figueroa quien nació el 21 de julio de 1970 en Oaxaca de Juárez, siendo hijo de Heriberto Gildardo Mota Díaz y María Elena Figueroa Cuevas, egresado del Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca (IESO) en la licenciatura de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, generación (1990-1994).

Gildardo Mota inició a los 20 años de edad su amado oficio del periodismo; primero como reportero de nota roja, deportes y cultural en las revistas semanales: “Atenas, Eccos y Pulso”.

También fue director del Diario “El Observador”, colaborador de los noticieros de televisión “Entérese por Cable Visión”, “Informese por TV 3 de Oaxaca” conductor y periodista en Radio Hit en el noticiero “Infórmese de la Verdad”, laboró también en el Diario “El Grafico”.

Fue también columnista del semanario “La Hora”, corresponsal de “El Universal”, Director de los Semanarios “Opinión Voz del Sur” y “Contrapoder”, conductor, periodista y jefe de información de los noticieros del Grupo Radiorama, conductor y fundador de la revista radiofónica “los Periodistas”, últimamente fundador, periodista y columnista de las portales de informción “Contraponer”, “Estado 20.com”, “Contracorriente” y colaborador de la revista “Debate” entre otros.

Gildardo Mota, obtuvo el premio estatal de periodismo 1998 por haber sido el único reportero que cubrió el motín en la penitenciaría central del Estado en Santa María Ixcotel, Oaxaca, mismo que rechazó por el esquema discrecional de premiación que aplicaba en ese tiempo el gobierno del Estado. En Toda su trayectoria periodística firmó con el nombre de “GILDARDO MOTA”.

Lo anterior, lo relató Nancy Belém Figueroa hermana de Gildardo a través de una reseña que escribió el 7 de junio del 2019 en el marco del Día de la Libertad de Expresión como un homenaje a su hermano quien desde el año 2018 hasta la fecha se encontraba postrado en una cama, consecuencia de un coma diabético que sufrió.
Aquí la reseña de Nancy Belém Figueroa:

1.- El 30 de octubre del año 2006 en el ejercicio de su labor periodística, en las calles de 20 de noviembre y periférico, mi hermano Gildardo Mota fue detenido sin que existiera motivo alguno, mucho menos una orden de aprehensión que justificara el motivo de su arbitraria detención, por elementos de la policía federal y con lujo de violencia fue subido a una camioneta de color blanca perteneciente a la policía federal, y por voz de mi hermano fuimos enterados de que se lo llevaron a la sierra de Miahuatlán de Porfirio Díaz, donde fue golpeado, torturado y colgado de un helicóptero con la finalidad de que declarara el nombre y la localización de todos y cada uno de los activistas que encabezaban la APPO, situación que no fue posible, ya que mi hermano GILDARDO MOTA resistió la tortura y tuvo en ese momento un paro respiratorio y perdió el conocimiento; despertando horas más tarde en la enfermería del reclusorio de TANIVET que se encuentra en inmediaciones de Tlacolula de Matamoros, Oaxaca, en donde fue liberado tras pagar una fianza, que hasta esta fecha no ha Sido entregada, pues el gobierno de Ulises Ruiz se encargó de borrar las evidencias.

2.- En los posteriores meses, derivado de las actos de tortura, la vida de mi hermano GILDARDO MOTA ya no fue igual, casi no dormía, su estado emocional cambio, siempre estaba triste, asustado, y a los pocos meses como consecuencia de los golpes y tratos inhumanos que sufrió le desarrollo la DIABETS MELLITUS e HIPERTENCIÓN ARTERIAl

3.- La persecución y actos de tortura de los gobiernos estatal y federal, continuaron, pues el 15 de febrero del año 2011, Gildardo Mota quien en ese momento era reportero del Grupo Radiograma, resultó herido por un petardo en la pierna izquierda, cuando cubría el enfrentamiento entre policías y maestros de la sección 22 (que dirigía el hoy diputado federal Azael Santiago Chepi) que se encontraban en el zócalo de Oaxaca, ante la llegada del entonces mandatario federal Felipe Calderón Hinojosa; de este hecho se levantó una denuncia, la cual fue archivada el año pasado, en virtud de que la policía federal que se encuentra en inmediaciones de San Bartolo Coyotepec, Oaxaca, pretendía que para el avance de la indagatoria mi hemano y el periodista Jaime García, quien tambien resultó lesionado, señalaran y dieran nombres de los policías federales que les dispararon, pero mi hermano, le manifestó al Ministerio Público federal: “había mucho humo, eran muchos policías federales que jamas había visto en mi vida y uniformados todos se confunden, además habían muchos francotiradores, no se quién de ellos fue, y si ustedes no saben que son de la misma corporación, mucho menos yo…” por lo que fue archivada dicha indagatoria.

4.- En la administración del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, mi hermano GILDARDO MOTA, fue acosado y perseguido por los señores BERTHA RUTH ARREOLA RUIZ y JOAQUÍN RUIZ, quienes ostentaban el cargo de Procuradora para la Defensa del Indígena y Procurador de Justicia; quienes en todo momento hostigaron a Gildardo Mota.

5.- Gildardo Mota hizo del periodismo independiente su bandera y convicción, por ello es bueno hablar de las trayectorias de los periodistas y líderes de la comunicación, pero también es correcto hablar de los actos de tortura y represión a lo que se ven expuestos por sacar LA NOTA, por informar a la ciudadanía. Ya que Por todos estos actos de represión suscitados en contra de la persona de GILDARDO MOTA, El Estado violó de manera masiva y sistemática los siguientes derechos humanos: violación del principio de presunción de inocencia, al debido proceso y garantías judiciales; detenciones arbitrarias, tratos crueles inhumanos y degradantes; así como también incurrió en desapariciones forzadas, tortura, consideradas como violaciones graves de derechos humanos. La tortura fue sistemática y generalizada Por lo anterior se puede presumir la existencia de crímenes de lesa humanidad.

6.- El 6 de abril del año 2018, como consecuencia de la diabetes MELLITUS que le aquejaba, sufrió un coma diabético, que lo tiene hasta el día de hoy postrado en una cama, bajo mi cuidado y el de mis padres; por ello me acompaña mi padre Gildardo Mota Díaz a recibir este reconocimiento.

Y hago un llamado a los gobiernos federal y estatal, para que se haga justicia y sean encarcelados, exhibidos e inhabilitado los funcionarios y jefes de gobierno que han violado los derechos humanos y han atentado contra la vida de mi hermano por atreverse a ejercer el periodismo.

Me despido agradeciéndoles está distinción, y con una frase de Gildardo Mota, por toda la represión. Y hostigamiento del que ha Sido objeto:. “.. Me quedó claro que para los integrantes en el poder, vale más un periodista muerto que vivo, tras un largo andar el periodista culmina convertido en un ramo de flores”.

Next Post

Autoridades de Tlaxiaco decretan confinamiento voluntario ante incremento de muertes por Covid-19

lun Jul 27 , 2020
El ayuntamiento de Tlaxiaco determinó realizar un exhorto al confinamiento voluntario de 10 días y la suspensión de actividades en el sector público, transporte y las actividades comerciales, a causa del incremento en el número de fallecimientos por Covid-19 en este municipio de la región Mixteca de Oaxaca. Este acuerdo […]