Gobierno de Murat, violento para periodistas; registran 144 agresiones en 12 meses

En el primer año del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa se registraron un total de 144 agresiones contra periodistas, informó la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad; la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), registró 10 agravios en 2017.

Ese año, detalla, 103 de las agresiones fueron contra hombres y 37 contra mujeres; las agresiones verbales contra ellas tuvieron connotaciones discriminatorias por ser mujeres y por los ataques se emitieron 18 medidas cautelares para proteger la integridad física de 15 periodistas hombres, dos mujeres y una para las instalaciones de un medio.

Según la DDHPO, durante 2017 los principales agresores fueron servidores públicos: 45 casos de ataques a periodistas ocasionados por particulares, 32 por desconocidos, 14 por servidores públicos municipales, 14 por organizaciones sociales o sindicales, 12 por servidores públicos estatales, 9 por policías municipales, 5 por la Fiscalía General del Estado, 5 por la Policía Estatal y 5 por la policía o algún servidor público municipal.

De las agresiones sobresalen hostigamiento, intimidación, seguimiento, vigilancia y persecución con 30 casos; seguidos de otras amenazas con 19 casos, la agresión física con 15, amenazas de muerte con 13, intento de robo de equipo de trabajo o borrado de material con 12, agresión verbal 10, robo de equipo o material de trabajo con 9 e incomunicación con 6.

“De los casos más recientes destacan el atentado sufrido por Jaime Méndez Pérez, director de un portal informativo, su casa fue incendiada en diciembre de 2017 y el 21 de enero de 2018, el periodista Agustín Silva Vásquez fue reportado como desaparecido en Matías Romero; a la fecha sigue sin aparecer”, señala la organización civil.

En el estado de Oaxaca, agrega, la organización Artículo 19 documentó 15 asesinatos de periodistas entre 2000 y 2017.

Mientras que de 2015 a 2017, la DDHPO inició 168 quejas por agravios a periodistas. Esos tres años, el organismo atendió a 302 comunicadores. Los agravios más recurrentes fueron amenazas, hostigamiento, vigilancia e intimidación y agresiones físicas. La Defensoría registró que 80 periodistas fueron agredidos en 2015, y documentó 211 agravios en 2016; 148 fueron durante trabajo de cobertura. “Al igual que el caso de personas defensoras, no hay recomendaciones”.

“Oaxaca se encuentra entre los estados con mayor número de agravios a periodistas, superado por Veracruz y la Ciudad de México (…).

“Los dueños de las empresas periodísticas –entre ellos ex gobernadores y otros políticos– se enriquecen de su complicidad con los gobiernos de manera ilegal, los periodistas de a pie carecen de los mínimos derechos laborales y sociales, como servicios médicos y salario mínimo. De esta situación se aprovechan los políticos y gobernantes para comprar, sobornar o someter a un sector de la prensa”, sostiene Consorcio.

Además, asegura que la transición a la democracia fracasó y nada cambió tras la alternancia política de 2010, aunque ahora existan muchos protocolos y comisiones que de nada sirven.

Puntualiza que no ha servido para nada la creación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, dependiente de la PGR, y el Mecanismo para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos en México y en Oaxaca, la Fiscalía de Investigación de Delitos de Trascendencia Social, la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo, y la Defensoría Especializada en Protección a Periodistas. “Todas sirven para justificar su negligencia”, afirma.

Juan Carlos Zavala

Entrada siguiente

Trump vs CNN; ¿Por qué los conflictos entre la prensa y los gobiernos?

mié Nov 14 , 2018
Esténtor Político Por: Miguel Ángel Casique Olivos Mientras la primera caravana ya está en la frontera, el resto de migrantes sigue recorriendo el país con el mismo destino y aún el presidente estadounidense no ha salido a declarar algo al respecto, pero, dado su estilo, no tarda en dar algunas […]