Breaking News

Entre acusaciones de ilegalidad, Morena logra despenalizar aborto en Oaxaca

0 0

Con 24 votos a favor y 12 en contra, en lo general, y 24 votos a favor y 10 en contra en lo particular, el Congreso de Oaxaca aprobó este miércoles reformas a los artículos 312, 313, 315 y 316 del Código Penal del Estado, a fin de despenalizar el aborto siempre y cuando éste se lleve a cabo durante las primeras 12 semanas de gestación.

Aunque las organizaciones feministas calificaron este suceso como un triunfo en la lucha por los derechos reproductivos de las mujeres, el Poder Legislativo no pudo reformar el artículo 12 de la Constitución estatal, que confiere el derecho a la vida desde el momento de la fecundación, lo que, según algunos analistas y diputados, podría dar pie a la promoción de recursos legales para frenar la implementación de la interrupción legal del embarazo.

Mientras el Poder Judicial no determine otra cosa, Oaxaca se convirtió en la segunda entidad del país en legalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación sin ninguna restricción, tal y como ocurrió en 2007 en la Ciudad de México.

Cuando los diputados de Morena, PT y Mujeres Independientes, ya habían aprobado las reformas al Código Penal y se esperaba la discusión de la reforma al artículo 12 de la Constitución, el presidente de la Mesa Directiva, el petista César Morales Niño, decidió suspender la sesión, alrededor 16:30 horas.

El legislador argumentó que no había condiciones para continuar con la asamblea, debido a que tras la aprobación del dictamen, que tuvo el rechazo de las fracciones del PRI, Partido Verde, PAN y Encuentro Social, activistas católicos, arremetieron en contra de los diputados con gritos como “asesinos”, “asesinos”, “asesinos…”

Al mismo tiempo, activistas feministas, la mayoría afines al movimiento Marea Verde, lanzaron cánticos y consignas a favor de Morena, impulsor del proyecto, y gritos como “sí, se pudo”, “sí se pudo”. Algunas más soltaron en llanto.

Antes de la aprobación de las reformas, se vivieron alrededor de 40 minutos de zozobra, debido a que, de manera inesperada, cuando todo estaba listo para comenzar la votación del dictamen en lo general, el tablero electrónico en el que se registraría el sentido del voto de cada diputado, se apagó.

Ello desencadenó un enfrentamiento verbal entre diputados del PRI y Morena, quienes se acusaron mútuamente de haber orquestado tal boicot. El primero señaló al segundo de querer ocultar los nombres de quienes se pronunciarían en pro del proyecto, mientras que Morena sostuvo que el tricolor intentaba “reventar” la sesión.

La Mesa Directiva del Congreso tuvo que recesar la reunión para esperar el restablecimiento del equipo, luego de que los legisladores rechazaron votar sin que su decisión apareciera en la pantalla y los ciudadanos “vean cómo votamos”.

Finalmente, minutos antes de las 16:00 horas, el Congreso pudo llevar a cabo la votación: en lo general, los legisladores aprobaron las modificaciones con 24 votos a favor y 12 en contra, con tres reservas hechas a los artículos 312, 313 y 315 promovidas por la panista María de Jesús Mendoza, que tuvieron que llevarse a una discusión en lo particular.

Luego de esa primera votación, la Mesa Directiva sometió a la consideración del Pleno la aprobación de las reformas al artículo 316, lo cual contó con 24 votos a favor y 12 en contra.

Con ello, se dio pie a la discusión en lo particular, que giró en torno a mantener la figura del aborto desde el momento de la concepción y no después de los tres meses de gestación; continuar con la penalidad en contra de las mujeres que recurren al aborto y en contra de quienes coadyuvan en la ejecución de tal acción. Ninguna prosperó.

Tras el rechazo de cada una de las observaciones, el dictamen se aprobó en lo particular con 24 votos a favor y 10 en contra.

En el momento en que la Mesa Directiva anunció la aprobación definitiva del decreto, los gritos, consignas, aplausos y abucheos se intensificaron.

Así, el artículo 312 en su nueva redacción establece que “aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”; ello para que las mujeres de la entidad tengan los primeros tres meses del embarazo para decidir si quieren o no continuar con aquel proceso natural.

Por su parte, el artículo 315, que habla de las sanciones en contra de las mujeres que recurran al aborto después de las 12 semanas indica que “se le impondrán de tres a seis meses de prisión o de 100 a 300 días de trabajo comunitario”.

Por su parte, el artículo 316 del Código Penal, que hace referencia a los casos en los que las mujeres que aborten aun después de los tres meses de gestación quedarán exentas de castigo alguno, subraya que éstos serán cuando el embarazo sea resultado de una violación, independientemente de que exista o no denuncia  sobre dicho delito; cuando el embarazo sea resultado de una inseminación artificial no consentida; cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada corra peligro en su salud  o de muerte, a juicio del médico que la asista y cuando a juicio de un médico especialista exista razón para diagnosticar que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas que puedan dar como resultado daños físicos y mentales en el mismo, siempre que se tenga consentimiento de la mujer embarazada”.

Por último, en el artículo 313 del mismo Código se reitera que ninguna persona podrá obligar a abortar a una mujer; el precepto contempla un castigo de tres a seis años de prisión a quien incurra en esa falta.

Sin embargo, en caso de que exista violencia física o moral, la sentencia aumentará de seis a 10 años de prisión como ocurre en la actualidad.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %