Encubre SMO presunta violación de uno de sus Jefes de Departamento

Redacción PressLibre

OAXACA, OAX., noviembre 30 de 2020.- Responsable por ley de cuidar y proteger la vida y los derechos de las mujeres, atribuida con el presupuesto económico necesario para implementar una intensa campaña mediática como lo hace, la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), que dirige Ana Isabel Vásquez Colmenares Guzmán, encubre presunta violación contra una joven de la región de la Costa cometida supuestamente por el jefe de Departamento de Fortalecimiento a los Procesos Educativos, Marco A. L. M.

Lo lamentable es que la mujer oaxaqueña, madre soltera, no sólo es víctima de la indiferencia y el abandono de las y los responsables de las instituciones gubernamentales, sino también de las radicales y violentas oganizaciones feministas como “Marea Verde”, “GES Mujer”, “Feministas Oaxaca” y “Abogadas con Glitter”, entre otras.

En entrevista, luego de dar seguimiento a las denuncias que se han ido gestando a través de las redes sociales, la joven mujer, excolaboradora de la SMO, denunció a su ex jefe, Marco A. L. M., por los delitos de “violación, lesiones y montarle un delito para evitar que interpusiera una denuncia penal por el abuso cometido”, todo con la presunta complicidad de la titular de la Secretaría, Ana Vázquez, y personal de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO).

LOS HECHOS

La víctima, de 22 años de edad, relató que el pasado mes de julio de 2020 comenzó su capacitación en la SMO a través del programa federal “Jóvenes construyendo el futuro”, donde conoció al Jefe del Departamento de Fortalecimiento a los Procesos Educativos, M. A. L. M., quien meses después de colaborar juntos la invitó a salir, la golpeó y la ultrajó, luego de negarse a mantener una relación con el implicado.

Tras los hechos, la originaria de la región de la Costa acudió al Centro PAIMEF de Atención Integral a Mujeres en Situación de Violencia de Género -institución dependiente de la misma SMO-, donde le negaron la atención por orden de la Subsecretaría de Prevención de la Violencia de Género de la SMO, Edna Liliana Sánchez Cortés, con el argumento de que “no iban a quemar a alguien de su equipo”.

GRUPOS DE FEMINISTAS LA ABANDONAN

Con la negativa de la dependencia del Gobierno del Estado para atender su caso, la joven pidió apoyo a las organizaciones feministas como: “Marea Verde”, “Ges Mujer”, “Feministas Oaxaca” y “Abogadas con Glitter”, cuyas dirigentes e integrantes ignoraron su queja y, además, la delataron ante la secretaria Ana Vásquez Colmenares –hija del ex gobernador priista Pedro Vásquez Colmenares— avisándole que iban a denunciar por violación a una persona de su equipo.

“Minutos después de que le expuse mi caso a ‘Marea Verde’ me llamó la secretaria Ana María Vásquez y me dijo que ni le siguiera moviendo a ese caso porque me iba a arrepentir, que ella tenía contactos en todos lados, incluida la prensa, y que Marea Verde ya le había avisado que pretendía denunciar el caso”, señaló la entrevistada.

FISCALÍA CÓMPLICE Y ENCUBRIDORA

Impotente y angustiada, la joven oaxaqueña acudió a presentar su denuncia ante el Ministerio Público de la Ciudad de Oaxaca, pero inmediatamente después de terminar su declaración una persona que colabora en el MP le pidió que hablaran y la citó a tres cuadras del lugar.

“Nos vimos rápidamente en una esquina, donde el enviado del MP me dijo que el Fiscal de Alto Impacto, Juventino Pérez Gómez –pareja de Edna Liliana Sánchez Cortés–, dio la orden de “no recibir ninguna denuncia en contra de Marco A. L. M., y que en lugar de ello se procediera contra cualquiera que intentara algo”, además de que “ya había integradas dos carpetas de investigación en mi contra por los delitos de acoso y hostigamiento, donde la misma Edna Liliana declara como testigo”, refirió la víctima.

LA MANDAN GOLPEAR Y AMENAZAR DE MUERTE

Desesperada, la madre soltera terminó de hablar con el “representante” del MP y se dirigió a su hogar para ver a su hija menor de tres años; sin embargo, al llegar a su domicilio ya la esperaba el sobrino de la también ex diputada del PRI, Edna Liliana Sánchez Cortés, de nombre Leonardo N., quien también trabaja en la SMO.

“Leonardo, en compañía de otro hombre, ya estaban afuera de mi casa y sin decir nada me empezaron a golpear hasta tirarme al piso y al final me dijeron que siempre sabrían dónde encontrarme, que ya tenían intervenido mi celular y que tenían mucho poder en todas las dependencias del Gobierno del Estado, por lo cual nunca me harán caso” (sic).

Como último recurso y tras la represión y el abandono institucional, la joven mujer intentó subir su historia a Facebook para que por si alguien le creía o por si le llegaba a pasar algo al menos quedara su testimonio, pero al intentar ingresar a sus redes sociales ya estaban bloqueadas.

Conociendo el poder de las redes sociales, la joven creó otro perfil de face y contó la historia debajo de las publicaciones de la página oficial de la SMO: https://www.facebook.com/SMOGobOax

Luego de estas publicaciones, personal de la SMO eliminó dichos comentarios y procedió a denunciar todas las cuentas que publicaran algo similar en su contra respecto a este caso en específico para evitar dañar la “imagen” y las “aspiraciones políticas” de la hija del ex gobernador Vásquez Colmenares.

UNA VOZ EN EL DESIERTO

El pasado 25 de noviembre, en el marco del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, el grupo de Mujeres “GESmujer Rosario Castellanos” realizó un conversatorio virtual sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias, con la participación de investigadoras, diputadas y feministas, bajo la conducción de la comunicadora Nadia Altamirano Díaz.

En los minutos finales de la transmisión en vivo que aún se encuentra en la página:

https://www.facebook.com/518741278241299/videos/306336987118316/ con duración de una hora 16 minutos, bajo el perfil de “Yolanda Ramírez”, la víctima contó parte de la historia que vivió, y fue así como este medio de comunicación inició la investigación al respecto.

Antes de que terminara la charla en la ponencia se mencionó el caso y Altamirano Díaz, de la oficina de comunicación social de GESmujer, le ofreció apoyo y le pidió que se comunicara con ellas para “atender” su caso.

 

Sin embargo, la víctima admite que tiene miedo de volver a ser traicionada por las organizaciones de feministas que dicen “defender” a la mujer y hasta el momento le han dado la espalda, además de que teme por su vida y la de su hija menor de edad.