Primer escuela en regresar a clases presenciales en Guerrero

 

Una escuela federal, ubicada en la Comunidad de la Cacanicua, perteneciente al municipio de Tlalchapa, Guerrero, es la primer escuela que toma clases presenciales, en medio de la contingencia sanitaria que existe por la pandemia del COVID-19,

El profesor es pagado por el propio municipio, debido a que la SEP lleva más de 6 años sin que envíe a ningún maestro, tampoco ha enviado útiles escolares, ni libros de texto gratuitos.

Los padres de 10 niños decidieron enviarlos a clases presenciales, debido a que la señal de televisión es débil y no cuentan con acceso a internet.

Los papás de los alumnos dicen que están alejados de las aglomeraciones y que son pocos los alumnos, por lo que prefieren que sus hijos acudan a las aulas, para que el profesor les imparta las clases.

Desde hace dos semanas los  estudiantes comenzaron con las clases presenciales.

En esta comunidad no hay internet y la pobreza es palpable en pleno 2020.