40 años después, ¿quién le disparó a John Lennon y dónde está ahora su asesino?

El 8 de diciembre de 1980 el exintegrante de The Beatles fue asesinado en Manhattan, Nueva York, su agresor, Mark Chapman, resultó ser un fanático, quien aseguraba que lo había hecho por el ateísmo de Lennon. Pero, cuatro décadas después, aún quedan muchas dudas…

Han pasado cuatro décadas desde la muerte de John Lennon. Todo ocurrió el 8 de diciembre de 1980 cuando el exBeatle caminaba a su casa alrededor de las 22:50 horas, con su esposa Yoko Ono, después de una sesión de grabación en Record Plant Studio. Casi llegando a la entrada de su residencia en Nueva York, el Edificio Dakota, un fanático trastornado llamado Mark David Chapman le disparó y lo dejó malherido. Curiosamente, más temprano ese día, Chapman había conocido a Lennon, inclusive le firmó su copia del álbum “Double Fantasy”, lanzado unas tres semanas antes, en el mismo lugar.

Casi todos recuerdan dónde estaban cuando escucharon la impactante noticia, el mundo quedó conmocionado. Mark Chapman había sido a Lennon, y tras el atentado espero a que llegara la policía, cuando lo arrestaron comenzó a leer una copia de “The Catcher in the Rye”. Lamentablemente, Lennon no logró sobrevivir a los disparos, y dos días después se realizó una enorme vigilia en Nathan Phillips Square, a donde asistieron los músicos Ronnie Hawkins y Long John Baldry y más de 35 mil personas.

El 12 de diciembre de 1980, las cenizas de Lennon fueron entregadas a Yoko Ono, quien solicitó 10 minutos de silencio en todo el mundo en lugar de realizar un funeral. Cinco años más tarde, la ciudad de Nueva York dedicó un área del parque, directamente frente al Dakota, como Strawberry Fields. Así han pasado 40 años, cuarenta años durante los cuales Lennon, una persona de gran creatividad y virtud, habría escrito y compuesto nuevas canciones. Pero las balas no pueden matar un legado.

El pacifismo de Lennon seguramente ha influido en muchas personas durante las últimas cuatro décadas. Si Lennon estuviera vivo ahora, tendría 80 años, pero sin duda seguiría luchando contra políticos que anteponen sus propios intereses al bien común, sin duda estaría en las primeras filas del movimiento Black Lives Matter, tendría una gran compasión por las personas que viven con enfermedades mentales. Y sé, como todos, que la música y los mensajes que nos dejó John Lennon son regalos para siempre.

¿QUIÉN MATÓ A LENNON?

Se sabe que John Lennon fue asesinado a tiros fuera de su apartamento en diciembre de 1980. Pero, ¿quién lo mató y dónde está ahora? El autor del asesinato de John Lennon fue Mark Chapman, quien lo mató a tiros afuera de su casa. Fue declarado muerto a su llegada al Hospital Roosevelt,luego de recibir cuatro heridas graves de bala. Chapman se declaró culpable del asesinato de Lennon y fue sentenciado a 20 años a cadena perpetua. Ha permanecido en prisión desde entonces y se le ha negado la libertad condicional 11 veces debido a que los fanáticos de Lennon han organizado campañas en contra de su liberación desde el 2000.

¿DÓNDE ESTÁ AHORA CHAPMAN?

Mark Chapman se encuentra actualmente cumpliendo cadena perpetua en el Centro Correccional Wende en Alden, Nueva York. En agosto de 2020 se le negó la libertad condicional por undécima vez, exactamente 40 años después del terrible asesinato. De hecho, Chapman ya había viajado a Nueva York en octubre para cometer el asesinato.

¿POR QUÉ LO MATÓ?

Chapman, un fanático de los Beatles que idolatraba a Lennon, supuestamente comenzó a planear el asesinato tres meses antes. Pasó del fanatismo al odio después de cambiar de religión, y estaba enojado porque en 1966 se decía que los Beatles eran “más populares que Jesús”. Durante su audiencia de 2020, Chapman dijo que mató a Lennon por “fama” y que se merecía la pena de muerte.

“Solo quiero reiterar que lamento mi crimen”, dijo Chapman a la junta de libertad condicional en la instalación correccional de Nueva York. “No tengo excusa. Creo que es el peor crimen que puede haber, lastimar a alguien que es inocente”. Además aseguró: “Era extremadamente famoso. No lo maté por su carácter o la clase de hombre que era. Era un hombre de familia. Era un ícono. Era alguien que hablaba de cosas de las que ahora podemos hablar y es genial. Lo asesiné porque era muy, muy, muy famoso y esa es la única razón”.

Añadió que estaba “arrepentido por el dolor” que le había causado a Yoko Ono y que era un “acto extremadamente egoísta”. Mark Chapman quería matar a Lennon para conseguir fama y sintió que el asesinato le daría notoriedad instantánea.

(Vía: Vanguardia)