14% de las víctimas de feminicidio en Oaxaca son niñas y adolescentes menores de 18 años

El Grupo de Estudios Sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer) informó que el feminicidio infantil, niñas y adolescentes menores de 18 años, representó el 14 por ciento de las víctimas de violencia feminicida.

Mientras que el 38% eran mujeres de 19 a 44 años; el 17% correspondió a mujeres de 45 años y hasta mayores de 60. Lamentablemente, la violencia que enfrentan las niñas y las mujeres no respeta edad, pueden ser desde el nacimiento hasta la vejez.

Para la organización causa una profunda preocupación el que, de la totalidad de asesinatos violentos de mujeres y niñas ocurridos en el año el 26% hayan sido en el hogar, “lo que desafortunadamente confirma que los niveles de violencia en la casa se siguen incrementando en frecuencia y letalidad2.

Advierte que el 2020 fue un año en el que el 25% de los cuerpos de las mujeres y niñas víctimas de feminicidio, en un acto de total deshumanización, fueron abandonados en lotes baldíos, barrancos, poblados solitarios, caminos de terracería, en el basurero, en fosas clandestinas, noria o a la orilla de presas.

“Estos actos de misoginia, que se expresan a través del rechazo, odio y aversión hacia las mujeres por su propia condición de ser mujer, reflejan un grave problema social presente no solo en las relaciones inequitativas e injustas, donde los hombres abusan de su poder, sino que también están presentes en las instituciones encargadas de prevenir, atender y sancionar la violencia por razón de género, pues las omisiones son tan graves, como los propios hechos que arrebataron la vida a las niñas y mujeres oaxaqueñas”.

GESMujer señala que dos temas que urge también dar la máxima atención: primero, la carencia de mecanismos de búsqueda inmediata de todos los casos de desaparición de niñas y mujeres y la segunda que el 67% de la totalidad de muertes violentas ocurridas en el año, han sido por impacto de balas.

“Lo que demuestra que la falta de control de armas de fuego, es un riesgo agravado para la vida de las niñas y mujeres en Oaxaca”, denuncia.