Desplazados triquis recurren a amparos para exigir retorno seguro a San Juan Copala

Un grupo de desplazados de San Juan Copala protestaron frente al palacio de gobierno en la ciudad de Oaxaca para acusar al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) de la violencia que se ha reavivado en la región triqui.

Expresaron que un hecho que les alarma es el ocurrido en agencia Tierra Blanca Copala del municipio de Santiago Juxtlahuaca donde nuevamente decenas de familias fueron desplazadas para que un grupo armado se apoderara de sus viviendas “en un ataque a sangre y fuego”.

“Hoy nos preocupa la situación de los desplazados de tierra blanca Copala que recientemente fue agredida e invadida, cientos de familias desplazados en el desamparo del poder del estado y en manos de grupos armados, el mismo grupo, los mismos actores y las mismas estrategias esperaron 10 años para volver a cometer atrocidades contra otro pueblo hermano”.

Nuevamente, dijeron, como en San Juan Copala se aplica la estrategia de confusión: “se filtra a los medios de comunicación un enfrentamiento entre grupos políticos de la región ajenos al MULT, para después asesinar y desplazar con total impunidad, contando con la protección del estado”.

Los desplazados de San Juan Copala responsabilizaron a la dirigencia colectiva del MULT de cualquier agresión que pueda ocurrir en su contra y contra sus compañeros activistas que han respaldado su movimiento como víctimas de desplazamiento forzoso.

También adelantaron que a través del recurso jurídico del amparo agotaran su demanda de justicia y retorno seguro a su comunidad, ante el desinterés del Estado para hacer justicia y que se respeten las leyes.

Así como por el incumplimiento a las recomendaciones emitidas por organismos nacionales e internaciones de derechos humanos, incumplir y violar los tratados internacionales del cual es parte, violar el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 169, y violar e incumplir el acuerdo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los desplazados de San Juan Copala insistieron en la falta de interés de los gobiernos federal y estatal para aplicar la justicia y lograr el retorno a su comunidad y a sus hogares, que aseguran, les fueron arrebatados por pensar diferente.

De la misma manera, advirtieron que desde la nueva dirigencia del MULT que ha enarbolado una bandera de paz, lo que ha ocurrido es la agudización de los hechos sangrientos en la región triqui y múltiples asesinatos en meses recientes, los cuales permanecen en la impunidad.

“Compañeros y compañeras han sido asesinados en los últimos meses sin que estos hechos trasciendan más allá de nuestra rabia e indignación, continua la impunidad de siempre la autoridad solo atina a realizar alguna mesa de negociación como siempre para dar tiempo a los deslindes y declaraciones de inocencia a través de panfletos”, denunciaron.