Breaking News

Gana la soberbia y la ambición en la coalición “Va por Oaxaca” y Morena

0 0

La columna de Maurilio

No cabe duda que se avecina un proceso de elecciones diferente, el cual viviremos de la mano de una pandemia que cambia las reglas del juego y de unas redes sociales como un spoiler claro de lo que se avecina, si el proceso sigue el curso encausado.

A los partidos políticos no les caen el veinte que deben superar la soberbia interna que los ha caracterizado por décadas, las siglas que los representan pasan a segundo término y lo vemos en estas nuevas coaliciones que jamás pensamos que llegaran a suceder, son históricas, pero se vieron obligados si quieren seguir en el juego.

Y si los partidos pasan a segundo término es porque ahora los candidatos, la persona es la clave de las probabilidades para conseguir la victoria.

Hasta hoy nadie se ha molestado ni desgastado por la coalición “Va por Oaxaca” porque la misma coalición es la que se pone el pie: interponen su soberbia y egocentrismo y pierden de vista que un imperio que ha sido derrotado puede resurgir de sus cenizas.

Pero un imperio que se destruye desde adentro será consumido y olvidado.

El candidato que más ruido está haciendo es Javier Villacaña; sin embargo si fueran un poco más consientes y menos egocéntricos concluirían que Alejandra García Morlán tiene más posibilidad ante una ciudadanía que está cansada de más de lo mismo.

Al parecer Morena sigue los pasos de la coalición “Va por Oaxaca”. Si bien la división interna es mucho menor, el senador Salomón Jara está en el confort de las siglas que los representan.

No quiso pactar con nadie y esa ambición le puede pasar una factura muy alta, a tal grado que el país lo voltearía a ver como el representante que más dañó la reputación del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que Jesús Romero – en caso de imponerse su candidatura de la mano de Salomón Jara – que hacer un arduo trabajo como persona para sobrepasar la mala reputación que dejó en la capital Oswaldo García Jarquín, otro que manchó Morena.

Vuelvo al tema de la soberbia entre “Va por Oaxaca” y Morena que ya se están repartiendo el pastel olvidando y dejando como el que no piensa al que realmente decide, el pueblo de Oaxaca.

No debemos de perder de vista al senador Benjamín Robles, quien al parecer ya entendió que el mundo está en constante cambio y la gente no quiere más de lo de siempre.

El PT no solo se está enfocando en lo mismo que los otros que es atender al pueblo con beneficios sociales, el PT está lanzando iniciativas de crecimiento en diversos ejes, está confiando en la gente que los representa por su conocimiento y aporte, no por su vida personal o trayectoria política.

El representante con probabilidades de enaltecer el partido del trabajo es Jaime Castellanos del Campo, empresario conocido en la capital. Benjamín va un paso adelante de sus opositores quienes retrógradamente piensan que el pueblo es el de siempre y al imponerles un candidato “bien portadito” en apariencia, ocultando su vida social eleva sus posibilidades del voto.

El futuro es hoy, aunque quieran tapar el sol con un dedo las redes sociales están aquí y ni cuenta te das cuando ya eres viral como en el caso del Dr. Gatell comiendo en el alquimista, Zipolite.

Lo que quiere la gente es que el político no robe y genere iniciativas para el beneficio y crecimiento común de los oaxaqueños; así que muy atinado el PT dando oportunidad en la capital a empresarios quienes tienen la práctica y el conocimiento para transformar por fin la ciudad.

Prueba de ello es que la semana pasada el evento del senador impactó muy fuerte en redes o que le preguntas a cualquier joven entre 18 y 27 años y saben quien es Jaime Castellanos o Alejandra Morlán pero desconocen la existencia de Javier Villacaña, repito el futuro es hoy.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %