Breaking News

Wuhan, un año después de decretar el confinamiento por la COVID-19

0 0

China cumplió un año que decretó el primer confinamiento total por la COVID-19 en Wuhan. Solo después de 76 días, los habitantes volvieron a salir a las calles. No obstante en el marco del aniversario del confinamiento está marcado por los posibles rebrotes en el país.

El día 23, hace exactamente un año, Wuhan quedaba confinada, un día antes de esta fecha en el telediario de la cadena estatal de China, la máxima autoridad epidemiológica del país, Zhong Nanshan, confirmó una bomba: el coronavirus detectado en esa ciudad un mes antes, ya había infectado de manera oficial a más de un centenar de personas.

Un año después, y mientras la pandemia se encuentra fuera de control en Occidente, el foco original del coronavirus apenas muestra a simple vista señales de aquel trauma que dejó sus calles vacías y desbordó sus hospitales. La ciudad ha recuperado su bullicio, sus atascos y su actividad industrial, y prepara con entusiasmo la llegada del Año Nuevo lunar en un par de semanas. Las zonas más populares de comercios se llenan de multitudes en los días y horas de ocio. Sin límites de aforo, los restaurantes aseguran que han recuperado los niveles de antes de la pandemia. El año nuevo se ha celebrado con fiestas masivas. Mecas de la música en directo como Wuhan Prison, en la zona universitaria, se abarrotan día sí y día también hasta el amanecer. Los controles de temperatura y de la aplicación de rastreo a la entrada, que han vuelto después de meses de relajación, son el único indicio de que China registra su mayor número de casos desde marzo pasado. Oficialmente, la ciudad no registra nuevos casos desde mayo.

“¡Es el lugar más seguro del mundo!”, afirma Deng, una entusiasta joven de 25 años, repitiendo una frase que se escucha una y otra vez en la ciudad. “Impusimos medidas de control muy estrictas, se hicieron pruebas masivas de covid y ahora tenemos también vacunas propias. Eso demuestra que China es un país poderoso y ha hecho un buen trabajo controlando el virus. Yo estoy muy tranquila”, asegura durante su paseo diario por el parque de Jiangtan, a la orilla del río Yangtzé.

Según las cifras estatales en China, los casos en el país son casi 90.000 personas infectadas y 4.635 muertos, la mayoría de ellos (unos 50.000 infectados, 3.869 fallecidos) en Wuhan, aunque un estudio oficial de seroprevalencia indica que en esta ciudad el número real de contagios pudo estar cerca del medio millón.

(Con información de EL PAÍS)

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %