Breaking News

Totolápam, su mayúscula tragedia… y el olvido del gobierno

0 0

Evlin Aragón/Zona Roja.

Oaxaca de Juárez, Oax., 19 de mayo de 2021.- Doña Adela Díaz Cruz vive para contarlo. Pasó horas de angustia y desesperación, al ver como el lodo y el agua entraban a su vivienda, sin ninguna posibilidad de impedirlo.

Sus dos hijas, de 15 y 3 años de edad, se llevaron también el susto de su vida al observar cómo la barranca se vino abajo y se mezcló con el agua que ya corría hacia su casa, misma que arrasó con todas sus cosas.

“Yo agarré a mis hijas, una gritaba por el perro, pero su papá le decía que era más fácil que él sobreviviera. Cuentan que hace 40 años sucedió algo similar pero no nos había tocado verlo”, refirió la mujer.

En San Pedro Totolápam, la temporada de lluvias llegó y con ello la desgracia a esta comunidad, distante a unos 90 kilómetros al oriente de la capital.

En medio del lodo, piedras, llanto y tragedias, este miércoles el pueblo sepultó a Eduardo Ortiz, lugareño que se convirtió en la víctima fatal de la crecida y desborde del río, así como de los deslaves que se registraron el pasado lunes y otro poco el martes.

Sin dejar de nombrar las afectaciones materiales, ya que hay cinco viviendas sepultadas y 15 más con daños parciales en el paraje conocido como “Barranco de los Tapescos”.

ARRASÓ CON TODO

Aniceto Cruz Hernández también fue afectado en su patrimonio, él vio cómo su vivienda fue arrastrada por la corriente tras el desbordamiento del río “Quechiapa”, ubicado en la zona. Ni Adela ni Aniceto, han recibido apoyo de las autoridades, hasta el momento.

Los daños materiales alcanzaron al jardín de niños “María Sklodwska”, ubicado en San Juan Guegoyachi, y donde las lluvias tiraron una de las bardas, sin que hasta el momento hayan arribado funcionarios del gobierno de Oaxaca, para dar atención a los daños ocasionados.

Desde temprana hora, la tradicional banda de viento se hizo sonar para acompañar a decenas de personas que se dieron cita para despedir a Eduardo Ortiz en su última morada.

Con algunas personas sin cubrebocas y sin respetar la sana distancia, así se llevó a cabo el recorrido del domicilio del finado, donde fue velado, al panteón del pueblo en donde depositaron el cuerpo de quien se convirtió en la víctima mortal de las intensas lluvias registradas en las últimas horas.

¿Y LA AUTORIDAD?

Pese a que la precipitación pluvial afectó considerablemente la carretera federal 190, que conecta la capital del estado con el Istmo de Tehuantepec, el presidente municipal, Jesús León Ramírez, dio a conocer que no han recibido la visita de las autoridades estatales ni federales para apoyar a la población.

La ausencia de apoyo ha sido una constante, incluso del propio municipio, así lo refieren pobladores del lugar que a través de las redes sociales denunciaron que dos regidoras se negaron a ayudar a la población que luchaba por evitar que un árbol, a orilla de carretera, cayera sobre alguna persona o vehículo.

Por ello, pidieron la unión de la población al quedar más que demostrado que ninguna autoridad acudirá a su rescate, por el contrario, se han mostrado indolentes ante la pérdida humana, material y patrimonial que enfrenta el pueblo en estos momentos.

Fue el pasado lunes, 17 de mayo, que las lluvias provocaron el desgajamiento de un terreno en la localidad, que afectó una parte de la carretera Panamericana 190, incomunicando a la zona del Istmo de Tehuantepec con el resto del estado.

Hasta el momento sólo se ha habilidado un camino provisional y alterno para el paso vehicular, a la altura del kilómetro 77 de la carretera Oaxaca- Istmo.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %